Apunte

Cerrar los ojos y soñar

1
Se lee en minutos
Cerrar los ojos y soñar

La selección española se enfrenta a mi selección favorita para esta Eurocopa, aunque deseo equivocarme. El choque entre italianos y españoles tiene ciertas similitudes y también un respeto y admiración mutua que se notará.

Italia y España vienen de pasar su particular travesía del desierto tras un periodo exitoso de ambas, especialmente la española, tras sus tres títulos consecutivos en 2008, 2010 y 2012. Italia ni siquiera consiguió plaza para el Mundial de Rusia, y España la malgastó.

Ver el Italia-Bélgica tras la agonía de los penaltis de La Roja frente a Suiza y pensar que el nivel de juego de los italianos es superior al de la selección española fue inevitable. Eso sí, quizás el mejor partido de los de Luis Enrique esté aún por llegar.

He recordado durante este campeonato el viaje de la selección española de Luis Aragonés en 2008. En Austria, el punto de inflexión fue la tanda de penaltis ante Italia, aunque el arranque fue mucho más contundente que el de esta España de hoy. Allí lo bordamos en la semi contra Rusia. Fueron los mejores minutos de fútbol de todos los tiempos en la segunda parte. Quién sabe si el efecto de saberse en semis y el olor a la final sacarán lo mejor de un EQUIPO, con mayúsculas, que aún tiene margen de mejora en su juego.

Dos líderes en el banquillo

Noticias relacionadas

Dice Barella que Mancini les ha cambiado la mentalidad a ganadores, que ahora juegan siempre y solo a ganar. En la azzurra y en la roja hay dos líderes en los banquillos con un discurso que ha llegado y unido al grupo en ambos casos. Talento en el centro del campo con Verratti, Jorginho, Barella, frente a Busquets, Pedri y Koke. Pero con la solvencia veterana atrás en el caso de Italia frente a la juventud e inexperiencia de los centrales españoles.

“Con los ojos cerrados y los sueños despiertos” la frase la subió a Twitter Luis Enrique tras la clasificación. Tiene mucho mérito el seleccionador español y su determinación desde el comienzo. Cerremos los ojos y dispongámonos a disfrutar. Una semifinal solo la juegan los cuatro mejores de Europa, y ahí hemos llegado superando muchas piedras en el camino, pero siempre siendo mejores que el contrario y mereciéndolo. No lo olvidemos.

Temas

Fútbol