Manifestación contra los indultos

El PP pincha en Colón

Los dirigentes populares acudieron a la concentración arrastrando los pies y la protesta acabó siendo capitalizada por un Vox sin complejos

2
Se lee en minutos
Manifestación en la plaza de Colón contra los indultos.

Manifestación en la plaza de Colón contra los indultos. / GABRIEL BOUYS / AFP

Recordaba este domingo el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en una entrevista a los digitales 'Infolibre' y 'Eldiario.es' que a él la derecha, entonces agrupada todavía en un solo partido, el PP, le hizo nueve “colones” entre 2004 y 2008 y que pese a ello —o, tal vez, por ello— el PSOE subió en votos y en escaños en las siguientes elecciones. El argumentario contra Zapatero por la negociación con ETA y el Estatut era el mismo que están utilizando ahora contra Pedro Sánchez por los indultos: mentiroso, traidor, vendepatrias. Al expresidente le hicieron incluso una manifestación en Pamplona, encabezada, como las de Madrid, por el entonces presidente del PP, Mariano Rajoy, porque había vendido Navarra a ETA. Pasados los años se puede apreciar lo que hubo de verdad en aquella denuncia. De aquel proceso de paz, frustrado por el atentado de la T4, derivó poco después el fin de la organización terrorista y Navarra no ha sido anexionada a Euskadi.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ahora, a Sánchez le atribuyen maldades similares. Saltarse la Constitución, trocear España, vender la soberanía nacional. En la plaza de Colón, los líderes de los tres partidos de la derecha rehuyeron repetir la foto de hace dos años, que solo benefició a Vox, e incluso evitaron encontrarse físicamente. Pero hubo plena coincidencia en sus acusaciones al presidente del Gobierno. Según Casado, Abascal y Arrimadas, Sánchez está vendiendo la unidad de España por un puñado de votos. Los que le presta ERC, se entiende. La presidenta de Madrid, siempre más desinhibida, dijo que el presidente pretende “trocear una parte de España”, Catalunya, e involucró al Rey en la operación, preguntándose si va a firmar los indultos a los presos del ‘procés’, cuando ella debería conocer que, por mandato constitucional, el monarca no puede hacer otra cosa que suscribirlos.

Noticias relacionadas

Aún es pronto para saber si a Sánchez le ocurrirá como a Zapatero y mejorará el resultado en las próximas elecciones, para las que, a pesar de las prisas del PP por alcanzar la Moncloa, faltan aún más de dos años. Cierto que los populares, impulsados por su victoria en Madrid, suben en los sondeos, mientras que el Gobierno está pagando, con una caída de popularidad, el desgaste que supone la concesión de los indultos. Eso seguirá siendo así durante una temporada, pero no está claro que dure para siempre.

Un cambio de tendencia, si se da, no dependerá solo de lo que sea capaz de hacer Sánchez para recuperarse, también de que Casado no se equivoque demasiado. Y este domingo el PP pinchó en Colón. Los dirigentes populares acudieron a la concentración arrastrando los pies, sin que a su líder le secundaran los barones territoriales más moderados, el gallego Núñez Feijóo o el andaluz Moreno Bonilla, y ni siquiera se mezclaron mucho con la multitud. Para Casado, la manifestación era una trampa. Si repetía la foto con Abascal, mal, si no se involucraba en la convocatoria, también. Planteadas así las cosas, la protesta acabó siendo capitalizada por los de Vox, ellos sí, sin complejos.