Indultos

La verdad de las mentiras

Cuidado con comprar el marco discursivo de fray Oriol Junqueras porque su famosa carta, aunque útil para la tan necesaria distensión, está llena de falsedades

1
Se lee en minutos
El líder de ERC, Oriol Junqueras.

El líder de ERC, Oriol Junqueras.

Ya he explicado que me parece bien que el Gobierno español indulte a los presos del 'procés', pero cuidado con comprar el marco discursivo de fray Oriol Junqueras porque su famosa carta, aunque útil para la tan necesaria distensión, está llena de falsedades. No vayamos a convertirlo en el Mandela de la democracia española cuando su gesto, no es valiente, sino oportunista. Y no lo digo como una descalificación, porque la política es un juego de tacticismos. Pero tampoco nos equivoquemos con el personaje. No hace ninguna renuncia a la unilateralidad, solo confirma que la apuesta de ERC a medio plazo es por un referéndum acordado. Las “otras vías” a las que alude, se sobreentiende que aquí incluye la unilateral, “no son viables ni deseables”, afirma. Pero no porque sean opciones manifiestamente antidemocráticas e ilícitas, sino porque, según Junqueras, alejan a los separatistas de su objetivo: la independencia. Este es un discurso claramente reversible y, dentro de dos años, podría decir lo contrario. Hasta hace muy poco presumía de ser “el campeón mundial de la unilateralidad”. ¿Ha dejado de serlo porque se ha convertido en un demócrata y un defensor del Estado de derecho? Por desgracia no, únicamente la descarta porque ahora no es practicable

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El discurso de ERC es bifronte, no dice lo mismo en Vic que en L’Hospitalet, y es peligroso en la medida que se dirige al votante no independentista con un planteamiento más amable, pero para sumarlo al secesionismo. El reconocimiento que Junqueras hace de los catalanes que se sintieron amenazados por el 'procés' es muy parcial, en realidad rezuma paternalismo, y carece de autocrítica. Recordemos que Íñigo Urkullu, el lehendakari vasco que intentó mediar en otoño de 2017, ha escrito que el entonces vicepresidente del Govern “encarnó lo peor de la política”. Junqueras fue entonces mucho más irresponsable que Carles Puigdemont, quien, recordemos, por lo menos quería convocar elecciones en lugar de hacer la DUI. Todas las rectificaciones por pequeñas que sean son bienvenidas, siempre que no olvidemos cuál es la verdad de las mentiras