Acuerdo del G-7

El triunfo del 15%

En España, 67 multinacionales tributan por un tipo efectivo inferior al 4,5% de su beneficio

Se lee en minutos
La secretaria del Tesoro de EEUU, Yanet Yellen, y el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, en el marco de la reunión de ministros de Finanzas del G-7 en Londres el 5 de junio.

La secretaria del Tesoro de EEUU, Yanet Yellen, y el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, en el marco de la reunión de ministros de Finanzas del G-7 en Londres el 5 de junio. / EFE / Hollie Adams / Pool

El acuerdo histórico impulsado por EEUU en el G-7 para la adopción en todos los países de una tributación mínima de las multinacionales constituye el triunfo del 15%. Este es el porcentaje de tributación mínima para multinacionales en el impuesto de Sociedades que introdujo el PSOE en su programa de 2018 y que adoptó el acuerdo para el gobierno de coalición entre socialistas y Unidas Podemos, en medido de críticas del PP. Es el porcentaje que ha barajado la OCDE en los últimos años de trabajo para impulsar una tributación internacional de combate contra los paraísos fiscales y es la tasa que se ha adoptado, de inicio, en el acuerdo del G-7.

La Agencia Tributaria hizo públicos en febrero los datos del impuesto de sociedades que pagan en todo el mundo las 112 multinacionales españolas y sus casi 10.000 filiales en el extranjero, relativos al 2017. El tipo efectivo medio es del 17% sobre el beneficio. Para 22 de ellas, el tipo efectivo, sin embargo, apenas es el 1,3%; para otras 45, el tipo efectivo resultante es del 3,1% y para otras 23 alcanza el 31,7%.

El tipo nominal del impuesto de Sociedades en España es del 25% (el 30% en el caso de entidades de crédito y petroleras). Todo lo que se paga por debajo de este porcentaje es como consecuencia de las bonificaciones existentes en la ley o de la menor tributación lograda en los países donde se ubican las filiales (a veces, paraísos fiscales), que permiten en ocasiones llegar a ese tipo efectivo casi nulo del 1,3% sobre el beneficio. En el caso de las pymes, el tipo efectivo sobre el beneficio, al que tributan, se sitúa en torno al 15%, once veces más que el que logran las 22 multinacionales más aventajadas. 

Y no solo tenemos a mano los datos de las multinacionales españolas. En España, Google apenas declara unos ingresos por 132 millones y tributa solo nueve millones en sociedades. Amazon ingresó 5.400 millones en España en el 2020 y dice haber pagado 261 millones (el 4,8% de su facturación) por todos los impuestos posibles (incluidas las retenciones de sus trabajadores y el IBI, entre otros tributos, que nada tienen que ver con el impuesto de sociedades). Facebook ha estado años declarando pérdidas en España, sin pagar impuestos y solo en 2019, después de tiras y afloja con la AEAT, pagó 3 millones. 

Noticias relacionadas

El acuerdo de los ministros de Finanzas del G-7 ha de ser ratificado esta semana por sus líderes; después, este mismo mes de junio debe cristalizar en la OCDE (140 países) antes de se adoptado en julio en el seno del G-20. A partir de ahí, cabe esperar la progresiva adopción de la tributación mínima en sociedades a partir de 2022. De momento, el 15% ya ha puesto una pica en Flandes (actual Holanda, con ventajosos esquemas fiscales para multinacionales).