Apunte

Pido perdón, voy con España

Se lee en minutos
Luis Enrique, junto a Ramos, en una antigua rueda de prensa.

Luis Enrique, junto a Ramos, en una antigua rueda de prensa. / Antonio Bat

Por momentos me parece haber retrocedido en el tiempo 13 años atrás. La selección española juega ante Portugal a 10 días de su debut en la Euro. Luis Enrique asegura que este equipo es muy difícil de batir, que tiene ilusión y que está convencido de que España puede hacer buen papel. Lo dice ante los escépticos periodistas que le escuchan en el Media Center de Las Rozas. Como en vísperas de la Euro 2008.

Desde que el seleccionador hizo pública la lista de futbolistas que defenderán a España en la Euro (sin ningún jugador del Real Madrid) algunos periodistas deportivos han expresado su abatimiento, manifestando incluso que se identifican más con Francia que con España, porque el equipo de Luis Enrique no les representa.(¿)

Luis Aragonés y Raúl

Sí, los mismos que hacían test de "españolía" a jugadores como Xavi, Puyol o Piqué si tosían durante el himno o abandonaban alguna concentración antes de tiempo, ahora resulta que van con Francia. Grotesco. Siguen empeñados en repartir el carnet de los que merecen ir a la selección y los que no. Como cuando quisieron echar a Luis Aragonés del cargo por prescindir de Raúl. Suerte que no lo consiguieron.

Ojalá Luis Enrique tenga las ideas claras y la lucidez que en 2008 tuvo Aragonés. Y este grupo de jugadores se haga fuerte frente al escepticismo que leen y escuchan. En un país tradicionalmente de equipos antes que de equipo nacional solo nos subimos al barco de España cuando va viento en popa y a toda vela. Es triste que ni la estrella de campeones del mundo ni las dos Eurocopas consecutivas hayan acabado con ciertas dinámicas.

El estado físico

Noticias relacionadas

Todos echamos de menos a algún futbolista y es saludable debatir sobre ello. Otra cosa es dudar de que el seleccionador tenga un criterio basado en el conocimiento exacto, por ejemplo, del estado físico de los preseleccionados, y que para él ese aspecto sea determinante por encima de otros, como en el caso Ramos. Lo saben todos los jugadores que ha dirigido Luis Enrique.

Viví de cerca el acoso pre Euro 2008, el éxito de Viena y el de Sudáfrica. Jamás olvidaré esas experiencias profesionales, como periodista y como española. Pido perdón, mi equipo es España.

Temas

Luis Enrique