El futuro Govern

Qué gran 'consellera' habría sido Artadi

Tal vez la renuncia a un cargo que se diría creado a propósito para ella se deba al hecho de que Rufián acusó a JuntsxBolchevismo o como se llame de no ser «tan de derechas». No podía dejar pasar tal ofensa

3
Se lee en minutos
Elsa Artadi, durante una rueda de prensa.

Elsa Artadi, durante una rueda de prensa. / EUROPA PRESS / JUNTS

Con la renuncia de Elsa Artadi a ser 'consellera' de Economia, los catalanes perdemos una gran oportunidad de dar un paso al frente y llegar a tener un PIB que para sí quisiera toda Europa Occidental. Puesto que la chica vive en su propio mundo, del cual no ha salido nunca, ni ganas, lucharía con todas sus fuerzas para que todos los catalanes pudieran vivir según lo que ella considera unos mínimos de subsistencia. La 'consellera' Artadi no habría regateado esfuerzos ni horas de trabajo para conseguir que todos tuviéramos un anorak de mil euros para ir de manifestación, un bolso Gucci donde guardar las llaves de los dos coches, ropa interior de la que no permites que te quiten ni en noches de pasión por miedo a que se eche a perder, un guardarropa -los armarios son de pobres- con modelitos mo-ní-si-mos de las mejores marcas y un yate -si no propio, de unos amigos- sobre el que tomarnos fotos en vacaciones. Eso, de entrada. A medio plazo, intentaría que visitásemos a la esteticien una vez por semana, nos levantásemos cada día a las 10, practicásemos yoga en la playa, fuésemos de tiendas cada tarde por el paseo de Gràcia y usásemos gafas de las que, de no haber asumido ella la 'conselleria', preferiríamos quedar ciegos a pagarlas. La segunda residencia como mínimo vital, se da por supuesta. Un 'conseller' o ministro de Economía es como Dios, aspira a construir una sociedad a su imagen y semejanza. No me dirán que tener a Artadi en ese cargo no habría sido más provechoso que cuando tuvimos a Junqueras, que a lo que aspiraba era a que los catalanes comiéramos caliente 15 veces al día.

Tal vez la renuncia de Artadi a un cargo que se diría creado a propósito para ella se deba al hecho de que Rufián acusó a JuntsxBolchevismo o como se llame de no ser «tan de derechas». Elsa Artadi, aterrizada en política directamente desde un telesilla de Baqueira, no podía dejar pasar tal ofensa, de un tris fue que Rufián no la acusara de maoísta, a ella, que el único libro rojo que ha tenido jamás en sus manos es el catálogo de Victoria’s Secret 2015, a ella, que el único plan quinquenal que conoce son los cinco años de espera que existe para conseguir amarradero en el Puerto Olímpico, por Snoopy te lo juro. Si no puede comportarse como una 'consellera' de derechas, mejor quedarse de concejala en Barcelona, como santamente ha decidido. Los catalanes se lo pierden, su primera medida económica habría sido ilegalizar las rebajas, menuda ordinariez, a ver quién no puede gastarse 500 euros en un par de zapatos.

Noticias relacionadas

-Así se reactiva la economía, lo aprendí en Harvard, tía.

A los políticos catalanes les sucede con Estados Unidos lo que a los cantantes pop españoles de los 70 con América toda, que aquí no vendían ni un disco pero aseguraban que allá llenaban estadios y plazas de toros, las fans se colaban en sus habitaciones de hotel y eran recibidos por mandatarios de todo pelaje. De Juan Bau a Emilio José, no había cantante español que no jurase ser ídolo en las Américas, cuando probablemente la realidad fuese que iban en invierno para ganarse, cantando en comuniones y casamientos, las habichuelas que aquí se les negaban. De igual manera, si hemos de hacer caso de lo que los Artadi, Sala Martin, Mas-Colell y otros que enarbolan estudios americanos demuestran a este lado del atlántico, a Estados Unidos fueron a despachar hamburguesas.