Editorial

Economía a punto de despegar

Las optimistas previsiones de la Comisión Europea para España y el aumento del consumo que se espera en la segunda mitad del año dan alas a la recuperación

Se lee en minutos
El Periódico
Economía a punto de despegar

Tras un primer trimestre de 2021 con una decepcionante contracción del PIB del 0,5% respecto al trimestre anterior, todo apunta a que la economía española va a remontar con fuerza a lo largo de este año y, especialmente, el año que viene. Estas son las previsiones de la Comisión Europea, que estima que el PIB español experimentará el mayor rebote de toda la zona euro. La subida alcanzará, si se cumplen estas previsiones, el 5,9% en 2021 y el 6,8% en 2022. Hay que tener en cuenta que la previsión de aumento del PIB para la eurozona es del 4,3% en 2021 y del 4,4% en 2022, mientras que para el conjunto de la UE es del 4,2% y del 4%.

Indudablemente son muy buenas noticias. No hay que olvidar, sin embargo, que si bien nuestra economía es la que, según la Comisión, reconquista el terreno perdido a mayor velocidad, también es la que más ha acusado el impacto del covid-19. El producto interior bruto español se desplomó en 2020 un 10,8%, mucho más que en la zona euro o en el conjunto de la UE, cuyas economías menguaron de media un 6,6% y un 6,1% respectivamente. 

Los vaticinios de Comisión se fundamentan en la inyección de fondos europeos (69.500 millones en transferencias a fondo perdido) que recibirá España, los cuales, no obstante, deberán ser muy bien administrados para que el crecimiento esperado se convierta en realidad. La forma en que se inviertan esos miles de millones va a condicionar no solo la mejora, sino también el rumbo de la economía española en las próximas décadas. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El Ejecutivo comunitario ha subrayado la importancia de este punto, al tiempo que recordaba al Gobierno que debe implementar reformas en su economía. Por su parte, el Banco de España ha pedido una rigurosa selección de los proyectos en que se van a invertir las ayudas, así como «reforzar mucho los mecanismos de transparencia y control». El supervisor ha insistido igualmente en la necesidad de que el Gobierno lleve a cabo los cambios a que se ha comprometido con Bruselas.

El crecimiento del PIB tomará velocidad en la segunda mitad del año, según los cálculos de la Comisión Europea. Se confía, además, que pronto se movilice el ahorro acumulado durante la pandemia, lo que ha de estimular el consumo y relanzar la inversión. Es significativa, en este sentido, la subida en la compraventa de viviendas que se está produciendo ya en España. El grado en que este verano el turismo internacional vuelva a las playas y a las montañas españolas marcará también el ritmo de la recuperación.

Si bien todo indica que la economía está en trance de despegar, las autoridades económicas no deberían desatender la señal de alarma que supone el espectacular aumento de la inflación. El IPC subió un 1,2% en abril en relación al mes anterior y situó su tasa interanual en el 2,2%, la más alta desde octubre de 2018..

España, desde el Gobierno central, pero también desde las comunidades autónomas y las ciudades, ha llevado a cabo un importante esfuerzo para aliviar en lo posible el daño social causado por el derrumbe económico. Existen sectores que han sufrido un enorme deterioro, con infinidad de empresas que se han visto abocadas al cierre. Las administraciones deben seguir acompañando a esos sectores y a esos ciudadanos mientras se recuperan progresivamente la actividad y el empleo.