Movimiento ciudadano

Diez años, una coleta y un moño

Podemos es hija del 15M, nació de abajo arriba, del pueblo

Se lee en minutos
Acampada del colectivo de indignados en la Puerta del Sol el 16 de mayo de 2011

Acampada del colectivo de indignados en la Puerta del Sol el 16 de mayo de 2011 / Juan Manuel Prats

Los mejores saben que algo muy importante se ha roto desde aquel 15M, otros andan de expertos en peluquería, asignatura exprés de muchos analistas, periodistas y políticos, sabiéndolo pero disimulando.

Cuando los historiadores escriban dentro de un tiempo, sin las premuras de los que están hoy pendientes de audiencias, 'shares' y otros medidores de ingresos publicitarios, estaremos en mejores condiciones de saber qué es lo que pasó de verdad en aquellos días tan trascendentes para la historia de España. 

De momento, hasta que los expertos escriban, se me ocurre que aquellos jóvenes y menos jóvenes del 15M quebraron el orden establecido por el bipartidismo. En el fondo no era el orden del bipartidismo sino de los que lo habían venido promoviendo. Aquellos jóvenes de la Puerta del Sol tenían preocupaciones de adultos, maduros; pensaban que era la hora en que la segunda Transición apareciera, que era lícito discutir de la obsolescencia del sistema, de la desigualdad, de modelo de Estado, de la monarquía, de los privilegios de los transitarios y giróvagos profesionales.

Pero era mucho. Cuestionaban ni más ni menos que el 'establishment'. Por eso, nada mejor que crear contrapesos contrahechos. No era de recibo aceptar que un movimiento creado desde abajo lo rompiera todo, por eso, conspiraron para crear algo desde arriba ante la debilidad y poca resistencia de sus instrumentos del bipartito, PP y PSOE. Así nació Ciudadanos. La experiencia catalana de Ciutadans les pareció suficiente para crear un partido que viniese a equilibrar los errores del statu quo.

Noticias relacionadas

En estos días de celebración, más diría de conmemoración, diez años después, interesan los aspectos capilares de Pablo Iglesias y se pretende torticeramente comparar el declive y desaparición de Ciudadanos, su invento, con el descenso y desgaste de Podemos, pero no. 

Podemos es hija del 15M, nació de abajo arriba, del pueblo. Ciudadanos es producto del poder y la democracia engañada puede sufrir su fracaso.