Pros y contras

Se lee en minutos
Javier Cercas.

Javier Cercas. / Marta Pérez / EFE

En la campaña contra Javier Cercas salió a pasear el fantasma de su supuesto blanqueamiento del fascismo. El origen de la acusación parte de los esfuerzos del escritor en explorar la complejidad de algunos de sus personajes literarios, en un bando y en otro de la guerra civil. La vida sería mucho más sencilla si la excrecencia y la pureza estuvieran divididas por un muro perfectamente visible. Pero no es así. El maniqueísmo es el sustento del sectarismo. Ahondar en las contradicciones propias y heredadas no deja de ser un ejercicio imprescindible de lucidez, justicia y madurez.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ahora, Catalunya revisa su pasado esclavista. Un ejercicio histórico, pero también social y cultural. Imprescindible para entender algunas claves del poder actual. La revisión no debe detenerse en el siglo XIX. La épica del ‘procés’ ha pretendido vender una Catalunya ajena al franquismo, siempre víctima del yugo ajeno. El relato choca con la evidencia histórica, en general, y con el pasado familiar de muchos líderes soberanistas. Las ideas no se heredan, pero reflexionar sobre la herencia siempre ayuda a entendernos y a evitar reduccionismos tan falsos como peligrosos.