LIBERTAD CONDICIONAL

Tú también eres un animal

En la cultura española, si eres vegano, antitaurino y animalista, también debes ser, de paso, 'bilduetarra', socialcomunista y perroflauta.

Se lee en minutos
Protesta a las puertas del laboratorio Vivotecnia, en Madrid.

Protesta a las puertas del laboratorio Vivotecnia, en Madrid. / Marta Fernández Jara / Europa Press

El pasado viernes hicieron llegar a mis manos un vídeo. A los dos minutos ya estaba vomitando. No, no les exagero. Vomité. Y sí, vale, me considero una persona muy sensible, pero les aseguro que no conozco a mi alrededor a nadie que haya podido verlo entero. 

El vídeo fue grabado por una mujer que formaba parte de la plantilla del laboratorio Vivotecnia. Una mujer que descubrió que esas prácticas de tortura extrema a los animales estaban permitidas, que contaban con el beneplácito de los directivos y que, de hecho, el personal existente capacitó al nuevo personal, incluidos los becarios, para que utilizaran técnicas crueles. Una mujer que filmó cómo a los animales se los torturaba sin anestesia. Incumpliendo tanto los convenios europeos que España ha firmado como las leyes de protección animal.

Una mujer que ahora teme represalias y debe ocultar su identidad, de forma que no podemos darle las gracias, gracias, ¡gracias!, por el acto heroico que ha realizado, jugándose (creo) la vida.

Festival taurino en Madrid

En Catalunya se ha hablado mucho de este tema, pero en Madrid poco menos que se ha ocultado. No ha aparecido en un solo telediario, ni en medios de gran tirada. Y es que parece ser que no es momento para hablar de sensibilidad ante el maltrato animal cuando la que es –y, según todas las encuestas, va a seguir siendo– la presidenta de la Comunidad ha programado un macrofestival taurino en las ventas para celebrar el 2 de mayo.

En nuestra cultura española se entiende que, si eres vegano, antitaurino y animalista, como yo, debes ser de paso 'bilduetarra', socialcomunista, perroflauta, antisistema, rompepatrias, antiespañol y unos cuantos adjetivos más que te pegan como una etiqueta. Nadie se para a pensar, por ejemplo, que la reina Sofía es vegetariana, y su hermana Irene, vegana. Que ambas son antitaurinas, posición que comparten con Letizia. Que también lo son Clara Lago y Dani Rovira, a quienes nadie les supone antisistema, o la periodista Pilar Eyre, que se reconoce monárquica. Que amar a los animales y respetarlos nada tiene de político y mucho tiene de empatía y de sentido común.

Psicopatía y crueldad

La psicopatía se ha ligado desde siempre al abuso y la crueldad hacia los animales. Numerosos autores señalan una tendencia a la graduación de conductas desde perpetrar crueldad animal a perpetrarla en humanos. Desde la OMS nos advierten de que los planes de integración social solo serán efectivos en la medida en que consideren la interconexión humano-animal-ambiente, puesto que se ha probado la íntima vinculación entre el maltrato animal con otras formas de maltrato, y la necesidad de intervenciones contextualizadas.

Y yo no me puedo dejar de preguntar por cómo los medios hablan tan poco de Vivotecnia. ¿Será porque no hemos integrado el cuidado del bienestar animal dentro de los programas educativos?

Noticias relacionadas

En cualquier caso, por favor, recuerda. El 'caso Vivotecnia' sigue en pie, los animales siguen allí, ningún responsable ha sido señalado, y los culpables siguen difundiendo memes chorras tranquilamente en Twitter como si la cosa no fuera con ellos. No dejes que la noticia pase de moda. Haz correr este artículo o cualquier otro que trate sobre el tema.

Recuerda la famosa frase de Gandhi: "Un país, una civilización se puede juzgar por cómo trata a sus animales".