Pros y contras

Cócteles

Creo en la ciencia, pero cómo se fortalece, ¡Dios mío!, la tentación de pensar que somos conejos de Indias

Se lee en minutos
Colas para vacunarse contra el coronavirus en la UB del Raval.

Colas para vacunarse contra el coronavirus en la UB del Raval. / MANU MITRU

Soy un ferviente defensor de las vacunas frente a los que las critican y que no están dispuestos a pasar por el trámite (o el trance) de dejarse pinchar. Argumento las bondades y les lleno de datos sobre los beneficios que conllevan, mientras que ellos siguen empeñados en lo contrario. Lo hacen con humor, eso sí, y me dicen que, una vez vacunado, te salen manchas verdes y te conviertes en un sapo asqueroso. Reímos, pero ni ellos me convencen ni yo soy capaz de hacerles cambiar de opinión.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Cada vez es más difícil, porque mis argumentos se debilitan. La AstraZeneca no era aconsejable para mayores de 55 y ahora es justamente a partir de esa edad que la aconsejan. Nadie había hablado de poner dos dosis de vacunas diferentes y ahora que la AZ se mira con lupa ya se contempla como una posibilidad cierta la combinación con otras vacunas, porque el cóctel, dicen en Francia, "da respuestas inmunitarias que son más importantes que cuando se utiliza una única vacuna ". Creo en la ciencia y en el progreso y no cederé, pero cómo se fortalece, ¡Dios mío!, la tentación de pensar que somos conejos de Indias expuestos a experimentos como los que hacía el doctor Moreau en su isla.