Pros y contras

Agresión con toga

La víctima de la violación múltiple de Sabadell, una joven de 18 años, ha sido sometida a un interrogatorio de vergüenza por parte del fiscal

Se lee en minutos
Uno de los acusados de la violación múltiple de Sabadell declara ante el juez.

Uno de los acusados de la violación múltiple de Sabadell declara ante el juez. / EFE

Una vez y otra y otra más. ¿Cuántas violaciones debe soportar una mujer agredida sexualmente? El relato del juicio por la violación múltiple de Sabadell resulta aterrador. La víctima, una joven de 18 años agredida por tres hombres ante la pasividad de otros testigos, ha sido sometida a un interrogatorio de vergüenza por parte del fiscal. Preguntas reiteradas, interrupciones constantes, reclamación de detalles imposibles de recordar. También la abogada de uno de los acusados se sumó al interrogatorio degradante.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Te puede interesar

La joven, aún en tratamiento psicológico dos años después de la agresión, tuvo que soportar preguntas y repreguntas carentes de un mínimo de sensibilidad. Humillación. Multiplicación del dolor. Vergüenza inasumible. ¿Cómo es posible que esto siga ocurriendo en nuestros tribunales? ¿Cuántas mujeres víctimas de una violación estarán pensando en retirar su denuncia para no soportar una nueva agresión como esta? Si los tribunales no son un refugio para las víctimas, ¿de qué sirven?

“¿Cómo termina este suceso?”, esgrimió el fiscal a la joven interrumpiendo de nuevo su relato. Esto acaba con una nueva agresión. Esta vez, vestida de toga.