Pros y contras

Y se hizo la luz

Se lee en minutos
Protesta contra la pobreza energética en la plaza de Sant Jaume.

Protesta contra la pobreza energética en la plaza de Sant Jaume. / FERRAN SENDRA

Ya no más llamadas, ya no más amenazas, ya no más ansiedad al ver elevarse un cúmulo de facturas impagable. Más de 35.000 familias vulnerables en Catalunya verán liquidadas sus deudas con Endesa. El documento firmado por la Generalitat y la compañía suministradora de electricidad no solo acaba con la deuda millonaria, sino que regula el combate contra la pobreza energética. Un acuerdo histórico que involucra también a las administraciones locales. Endesa asumirá el 100% de las deudas desde 2015 hasta 2018 y la mitad desde 2019 y hasta finales de 2021, cuando volverá a revisarse el convenio. La Generalitat, con el soporte de las diputaciones provinciales, el Área Metropolitana de Barcelona y el Ayuntamiento de Barcelona abonará el resto. 

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El acuerdo es fruto del trabajo y la lucha que durante años han llevado a cabo los movimientos sociales. Una respuesta necesaria ante una crisis social que la Gran Recesión desató y la pandemia ha agravado –y agravará– hasta límites difíciles de soportar. Solo este es el camino. Y solo será efectivo si se amplía a todas las compañías de suministros y a toda España, con el soporte de las leyes del Estado.