Momento televisivo

#RocioYoSiTeCreo

Más allá de su vida como famosa del mundo del corazón, el de Rocío es el testimonio claro, directo y brutal de una mujer que ha recibido maltrato emocional y en ocasiones físico de su pareja

Se lee en minutos
Rocío Carrasco en la docuserie de Tele 5  ’Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Rocío Carrasco en la docuserie de Tele 5 ’Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Hay momentos televisivos que pasarán a la historia. Uno de ellos es el documental sobre Rocío Carrasco que se ha emitido esta semana por Tele 5. 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'. Más allá de su vida como famosa del mundo del corazón, el de Rocío es el testimonio claro, directo y brutal de una mujer que ha recibido maltrato emocional y en ocasiones físico de su pareja. La sociedad se ha posicionado durante muchos años tachándola de mala madre porque sus hijos no vivían con ella. Muchos son los hombres que viven separados de sus hijos (famosos y no tanto) y nadie los pone en duda como padres. Ese es uno de los muchos privilegios que tienen los hombres. No se les exige tanto o prácticamente nada. La mujer tiene que ser absolutamente perfecta en todo. Buena esposa y buena madre. Y si no está con sus hijos no será porque no puede, será porque no quiere.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Esa fue la sentencia de la sociedad durante muchos años. Sentencia que espero que a raíz de este documental, cambie. Se habla de maltrato y se habla de problemas mentales. Qué necesario ver esto en la tele y oírlo en primera persona de la boca de la víctima. Rocio Carrasco sufre, desde hace años, de un cuadro ansioso-depresivo con crisis de angustia y ansiedad generalizada que incluso la han llevado a intentar suicidarse. Todo documentado en el programa.

Y yo me pregunto: si se estima que más de 1.000 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas hombres, ¿cuántas se han suicidado? ¿Han abandonado a sus hijos? ¿Han caído en una depresión? ¿Se han tirado a las drogas o al alcohol? Ese testimonio es muy importante y nos deja claro que el problema de la violencia de género es un problema sistémico que a veces no se puede demostrar. Hay que cambiar las leyes, hay que reformarlo todo de arriba a abajo, hay que educar a los niños y a las niñas. Hay cosas que no se pueden permitir, lo que empieza con un simple ”eres tonta” puede acabar con tu vida. Y pueden romperte entera sin tocarte un pelo