ANÁLISIS

El renacer de los veteranos

2
Se lee en minutos
Riqui Puig felicita a Jordi Alba, que asiste a Messi en el 1-6 del Barça en Anoeta.

Riqui Puig felicita a Jordi Alba, que asiste a Messi en el 1-6 del Barça en Anoeta. / Efe / Pepe Torres

El concepto de las vacas sagradas se hizo popular durante la época de Johan Cruyff, el holandés reclamaba a sus jugadores más veteranos que dieran la cara en situaciones críticas. Hace unas semanas, sin llegar a decirlo tal cual, Ronald Koeman hizo lo propio. Debían dar la cara los jugadores más veteranos del equipo. Koeman les señaló, les puso peso sobre sus hombros pero a su vez les ofreció la solución con un cambio de sistema. 

El técnico pidió a las 'vacas sagradas' que dieran la cara. Les señaló, pero a su vez les ofreció la solución con un cambio de sistema

El equipo ha ganado colectivamente pero también las versiones individuales han mejorado. Con la protección de los tres centrales y el equipo dando un paso adelante en la presión, hemos recuperado una gran versión de Busquets, por ejemplo. Resulta imposible que sus piernas dejen de notar las trece temporadas que llevan en la élite, pero su inteligencia y experiencia le convierten de nuevo en un jugador muy útil para el Barça.

Algo parecido le pasa a Jordi Alba, que nunca ha destacado por ser un buen defensa pero que gracias al sistema ahora vuelve a poner en el escaparate sus mejores virtudes ofensivas. Incluso Messi recibe con más libertad puesto que se ve beneficiado por la amenaza constante de Dembelé en punta que obliga a los centrales a retrasar su posición. 

Koeman ha dado con la tecla y el juego actual del Barça no solo beneficia a los más veteranos, también a los jóvenes, pero con ellos había paciencia, y una indulgencia más que justificada. En cambio, las caras conocidas estaban bajo sospecha, puesto que les recordábamos en la foto de Roma, en la de Liverpool o en la de Lisboa con el Bayern. 

Koeman ha dado con la tecla y el juego actual del Barça no solo beneficia a los más veteranos sino también a los jóvenes

Noticias relacionadas

Este Barça vuelve a tener un rumbo y aunque conviene no equivocarse, la regeneración debe seguir, siempre es bueno tener pausa. Todos parecen vivir una nueva juventud y seguro que no será eterna. El Barça debe continuar la regeneración que inició el verano pasado, pero comprobar que algunos veteranos van a seguir siendo válidos, puede ser importante para poder retocar en aquellas posiciones en las que toca marcar diferencias. 

Koeman no mira el DNI de los jóvenes cuando cree que ya están preparados ni tampoco mira el de los más veteranos cuando cree que son los mejores en su posición. Una buena mezcla puede ser suficiente para aspirar a títulos esta temporada, ha quedado claro que se gane o no, pueden luchar por esta liga. Otra cosa es la Champions, para aspirar a esa competición quizás no sea suficiente con una buena dinámica y un buen sistema, para subir ese peldaño hace falta aumentar la calidad.