XIII legislatura en el Parlament

Carta abierta a los nuevos diputados y diputadas

Convirtamos esta crisis en nuevas oportunidades. Es lo que la ciudadanía espera de nosotros, es lo que les debemos como servidores y servidoras públicas

3
Se lee en minutos
Imagen del hemiciclo del Parlament de Catalunya

Imagen del hemiciclo del Parlament de Catalunya / Quique Garcia (Efe)

En los diez años que llevo como diputada hemos visto como el eje identitario ha sustituido el eje izquierda-derecha en la política catalana. Ahora, los ciudadanos eligen mayoritariamente entre los partidos de su mitad. Inicio esta XIII legislatura con la triple convicción de que el reencuentro es una prioridad que se tiene que trabajar en paralelo con la superación de la pandemia, de que el Parlament es el lugar óptimo para intentarlo, y de que una presidencia que esté al servicio del diálogo puede ser el instrumento que ayude a hacerlo posible.

Este viernes el Parlament iniciará la XIII legislatura y todos los diputados y todas las diputadas electas tenemos la responsabilidad de que se convierta en el espacio central del debate político de nuestro país. Una caja de resonancia donde el debate político trabaja para la mejora de la calidad de nuestra vida y de nuestra convivencia. Los 135 diputados y diputadas que elegiremos a la persona que ocupe la presidencia de la Generalitat seremos también los encargados de controlar e impulsar la acción de gobierno, a través de preguntas, peticiones de información, interpelaciones y mociones al conjunto del Govern, en representación de los ciudadanos y las ciudadanas que nos han elegido. El artículo 55 del Estatut d'Autonomia de Catalunya (EAC) nos recuerda las otras funciones esenciales: la potestad legislativa y la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat.

Hay que dejar de lado las palabras que suben la temperatura y el ánimo, las contorsiones, metáforas, juegos y fuegos artificiales para empezar a evaluar dónde estamos y hacia dónde queremos ir como sociedad. Maria Aurèlia Capmany dejó escrito que "la verdad necesita ser dicha, porque si no se dice, no existe. No existe una verdad interior diferente de la verdad que se habla, y así hemos aprendido a mentirnos, a simular, a tener miedo del riesgo de las palabras.” Hay que decirnos algunas verdades.

El texto académico clásico que estudia las sociedades en las que el eje identitario ha sustituido el eje izquierda-derecha nos muestra que la política se polariza progresivamente. Nos dice que se establece una pugna constante en cada uno de los bandos para ser el más reconocible como defensor de las esencias. Y este texto clásico, 'Politics in Plural Societies', también dice que ninguna sociedad ha conseguido revertir esta dinámica de polarización creciente.

Seamos conscientes, pues, de la magnitud del reto y pongamos toda la voluntad y la energía en evitar que la fragmentación y la polarización hagan ingobernable el país. En esta legislatura, los y las diputadas tenemos la obligación, más que nunca, de trabajar teniendo en cuenta la etapa histórica, esta vez sí, que vivimos.

No olvidemos que Catalunya llega a la primavera de 2021 inmersa en la vacunación que tiene que poner fin a la pandemia del covid-19, pero también inmersa en una triple crisis económica, sanitaria y social que deja a más de medio millón de trabajadores y trabajadoras en búsqueda de trabajo, muchos sectores económicos depauperados y con dificultades para adaptarse a la nueva normalidad, muchos jóvenes que no ven un futuro y una crisis social.

Noticias relacionadas

Pronto llegarán los fondos europeos Next Generation que nos ofrecen la oportunidad de trabajar por la reconstrucción social y la reactivación económica del país, desarrollando proyectos transformadores y vertebradores del territorio. La pandemia nos deja importantes lecciones, como la necesidad de tener unos servicios públicos fuertes y con recursos, trabajar en coordinación todas las instituciones del país en consonancia con un modelo federal del cual se ha hecho un primer esbozo a escala europea y entender que la suma siempre gana.

Miremos a los ojos a la ciudadanía y digámosles que estamos aquí, que no será fácil, pero que tenemos la determinación de acabar con la confrontación y trabajar por el progreso de nuestra sociedad. Convirtamos esta crisis en nuevas oportunidades. Es lo que la ciudadanía espera de nosotros, es lo que les debemos como servidores y servidoras públicas. Y es lo que nos permitirá mirarlos a los ojos con la tranquilidad de quien lo ha dado todo para afrontar los retos, solucionar los problemas, hacer una sociedad mejor y no dejar a nadie atrás.