Misión espacial

Carrera para llegar a Marte

Una de las razones del interés tan costoso en explotar el planeta rojo es que es el más cercano a la Tierra que se puede visitar y en él se podría establecer una colonia permanente

Se lee en minutos
Carrera para llegar a Marte

Estos días nos han llegado noticias diversas sobre naves dirigidas a Marte. La más compleja es la americana que llegó con éxito el día 18 de febrero y que incluye un vehículo llamado 'Perseverance'. La nave china 'Tianwen' ha entrado en órbita del planeta y debería lanzar una sonda sobre su superficie el mes de mayo. Incluso los Emiratos Árabes Unidos han puesto en órbita de Marte una nave llamada 'Esperanza'. El año que viene está prevista una misión europea, la misión ExoMars, que incluye también un robot móvil. La exploración de Marte es una historia de muchos intentos y muchos fracasos desde el primero de la Unión Soviética en 1960. Nos damos mucho trabajo para explorar Marte y si nos preguntamos por las razones de este interés tan costoso encontramos unas cuantas.

Una de las razones para explorar Marte es que es el planeta más cercano a la Tierra que se puede visitar. Venus tiene una temperatura muy elevada y una atmósfera tóxica que plantea problemas complejos. La atmósfera de Marte tampoco es respirable, pero la problemática que plantea parece que se puede resolver. La Luna, donde ya ha habido visitas de humanos, es un lugar limitado e inhóspito y si queremos seguir explorando el Universo, lo que los humanos hemos hecho siempre, el objetivo obvio es Marte. A esta razón se añade que hay indicios de que en algún momento de su evolución podría haber habido agua y esto abre la posibilidad de que haya o haya habido algún tipo de vida y este sería un descubrimiento extraordinario. Finalmente a nadie se le escapa que la Astronáutica es un banco de pruebas de tecnologías que luego se pueden utilizar en muchas aplicaciones en la Tierra. Enviar una misión habitada a Marte es un reto complejo. El viaje dura unos siete meses, hasta ahora no ha sido fácil llegar a la superficie y no ha habido ninguna nave hasta ahora que haya retornado a la Tierra. Se prevé que una nave vaya a Marte a buscar las muestras que obtenga el 'Perseverance', pero será un robot. Enviar personas no es una tarea fácil y tiene peligros evidentes para los astronautas.

Hay quien considera que antes de pensar en abandonar el planeta Tierra más vale que arreglemos los problemas que existen en casa, que bastante trabajo tenemos

Más allá de la exploración, el objetivo más ambicioso sería establecer una colonia habitada permanente. Hay gente que considera que este sería el primer paso para que los humanos empiecen a poblar el espacio dejando un planeta que se está quedando pequeño para el Homo sapiens. Esta es la visión de ElonMusk, el fundador de Tesla, que ha tenido éxito en desarrollar un cohete y una cápsula producidos por su compañía SpaceX para enviar tripulaciones humanas a la Estación Espacial Internacional. Estas propuestas plantean al menos dos cuestiones. Una de ellas es la de quién debe liderar la exploración del espacio y sus posibles usos. La instalación más importante que existe en el espacio, la Estación Espacial Internacional que el año pasado cumplió 20 años, es fruto de una colaboración entre diferentes países, pero no está garantizado que siga en funcionamiento después de 2030 .En este momento la exploración de Marte está siendo objeto de competición entre países y la iniciativa privada, como SpaceX, puede aparecer e invertir en ella con una lógica comercial. El segundo tipo de cuestión que abre la exploración en Marte es si el esfuerzo que representa no lo podríamos emplear para objetivos que favorezcan la vida de los que estamos ahora en la Tierra. Hay quien considera que antes de pensar en abandonar el planeta Tierra más vale que arreglemos los problemas que existen en casa, que bastante trabajo tenemos.

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Es bien posible que los argumentos que hemos mencionado tengan su parte de razón, pero también es posible que dedicar una parte de nuestros esfuerzos a traspasar una de nuestras fronteras más importantes esté en la lógica de nuestra especie. No podemos no responder a saber qué hay en Marte y conocer si algún día podremos ir a vivir allí. Habría que decidir quién va y con qué propósito. Las reglas jurídicas y las normas que regulan la explotación del espacio están incompletas. Disponemos de organizaciones y convenciones internacionales que han funcionado por ejemplo para regular el acceso a la Antártida. Y tenemos que insistir también en que la investigación del Espacio no debe ser una excusa para abandonar los esfuerzos para preservar las mejores condiciones de vida de los que vivimos todavia en la Tierra.