apunte

El 14-F de Pimec

Cada materia tiene su cauce, los intereses empresariales, una patronal; los políticos, un partido

Se lee en minutos
Antoni Cañete, nuevo presidente de Pimec.

Antoni Cañete, nuevo presidente de Pimec. / Ricard Cugat

Tras las elecciones autonómicas del 14-F, que arrojaron un mapa político en el que los partidos independentistas suman, Catalunya vivió una segunda ronda el pasado martes. En principio nada tenía que ver con la política, pero sí con la estrategia de una parte del independentismo: desembarcar en todas las entidades e instituciones posibles. Con muchos colegios profesionales y otras entidades dominadas y después de la victoria en las elecciones a la Cambra de Comerç de Barcelona en 2019 haciendo presidente a Joan Canadell, actual diputado de Junts, el reto era ahora hacerse con el control de la principal patronal de pequeñas y medianas empresas, Pimec.

Te puede interesar

Pero los socios de la entidad optaron en más de un 80% por Antoni Cañete, el hasta ahora secretario general de la organización. Con un mensaje centrado en defender los intereses de las pymes y los autónomos, los electores se decantaron por quien apostaba por mantener Pimec como agente social e incluso por reforzar su papel como tal. De hecho su candidatura aglutina empresarios de todas las ideologías, independentistas incluidos. Su acierto ha sido defender la entidad como lo que es, una patronal. Y probablemente el error de la candidatura de Eines Pimec, encabezada por el empresario Pere Barrios, apoyada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y jaleada especialmente desde el entorno de Junts, fue querer convertir un agente social en uno político, que no es lo que le corresponde o lo que, como ha dictaminado las urnas, descartan la mayoría de los pequeños y medianos empresarios.

Pese al entorno delirante que seguimos viviendo, con dudas ante la conformación de un Govern estable, en algunos ámbitos se impone una cierta cordura ¿Qué le preocupa al propietario o gestor de un pequeño o mediano negocio, que Catalunya sea independiente o poder pagar las nóminas? No son cuestiones excluyentes, pero cada una debe tener sus propios cauces. Lo de las nóminas, una patronal; lo del estado propio, un partido o movimiento político.