Relaciones sexo afectivas

Monogamia sucesiva

En esta sociedad se nos permite cambiar de pareja pero no en el mismo espacio temporal

Se lee en minutos
Monogamia sucesiva

Como mujer soltera que soy, os puedo asegurar que cuesta bastante, por no decir mucho, ligar en época de pandemia. Entre quedar con desconocidos a través de internet a un metro de distancia y con mascarilla o presentarse a un concurso de televisión, creo que ligaría más en la tele. Allí como mínimo me aseguraría el test de antígenos. Ahora mismo tenemos dos programas en televisión que tratan el tema de las relaciones sexo afectivas. En uno, van parejas a dejarse engañar públicamente: 'La isla de las tentaciones'. Tu vas con tu pareja en crisis a la isla y si le eres infiel, suena una alarma. Un horror de programa que ya os digo yo que engancha. Lo triste es que sigue perpetuando este modelo de pareja antiguo y rancio. Dando por hecho que si eres infiel a tu pareja tienes que cortar con ella. En esta sociedad, se nos permite cambiar de pareja pero no en el mismo espacio temporal. Tenemos que ser monógamos mientras aguantemos. Luego cambiamos y seguimos con el mismo sistema. Lo que viene siendo, la monogamia sucesiva. Pero el mundo avanza y cada vez hay mas modelos de familia y de pareja.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En el lado más moderno es donde encontramos el programa 'First Dates'. Un formato muy simple pero muy bien hecho. Se trata de juntar a dos personas que nos se conocen de nada para que cenen juntas. Lo que viene siendo una cita a ciegas de toda la vida. El casting es muy bueno y representativo de la sociedad en que vivimos. Heteros, bisexuales, homosexuales, lesbianas, pansexuales, asexuales, poliamorosos, conservadores, vírgenes o adictos al sexo. Cualquiera pueda presentarse en el restaurante de 'FirstDates' que será bienvenido y no será juzgado. Otra cosa es con quien le junten. He visto veganos con toreros o católicos con poliamorosos. Es maravilloso ver como la gente discute y argumenta con más o menos gracia su postura. Es un programa que te hace pensar. No como el otro, que da la sensación de que el mundo no ha avanzado nada. Supongo, que es como nuestro país. Que cada vez que se trata un tema social, ya sea el aborto o la eutanasia, aparecen los fans de 'FirstDates' o los de 'La isla de las tentaciones'. Yo me río con los dos, pero puestos a escoger, me quedo con la diversidad del programa de citas a ciegas en el restaurante. Estoy pensando seriamente en participar. Visto lo visto, cualquier excusa es buena para saltarse el confinamiento.