Ampliación de un centro sanitario de Barcelona

Equipamiento táctico

El Clínic puede ocupar espacios disponibles a su alrededor en enclaves bonitos y con buena arquitectura, sin esperar a nuevos edificios

4
Se lee en minutos
Entrada al Hospital Clinic 

Entrada al Hospital Clinic  / César Cid

La situación de pandemia y sus efectos en la ciudad sugiere que quizás llegó el momento de aplicar estrategias tácticas, valga el oxímoron, a la transformación, gestión y ampliación de los equipamientos necesarios. Además coincide esta situación con la presencia de espacios vacíos en Barcelona dispuestos a ser ocupados por usos necesarios que beneficiarían a todos. 

El ensayo con muebles de plástico y conos que permitió evaluar pros y contras a la peatonalización de Times Square hace más de 10 años ha tenido réplicas en distintas ciudades que platean una urbanización más flexible del espacio público, de modo análogo a como ocurre en las viviendas donde ya no se estilan los muebles de obra. Lo que ha permitido adaptar con ingenio sus habitaciones en estos meses de pandemia. Parece lógico esa forma de proceder, se llame táctica o no. Una práctica que sería deseable se extendiera y ampliara a otros ámbitos, ahora a los equipamientos vacíos o infraocupados.

A propósito de la ampliación del Clínic se me ocurren algunas sugerencias. La idea de equipamiento asociada a un edificio único como en el siglo XIX se ha transformado y comprobamos cómo muchos servicios pueden funcionar mejor, como un rosario de espacios conectados fácilmente por calles y pasajes y coordinando su eficiencia mediante los cables que permiten compartir información. La antigua cárcel Modelo hubiera sido probablemente una buena solución para desdoblar el Clínic si fuéramos capaces de reorientar y compatibilizar las necesidades de los barrios contiguos con las que sugiere una visión más general de ciudad. Pero parece que está difícil.

Despresurizar servicios

Mientras se consensúan, encargan proyectos y cierran pactos sobre el futuro nuevo Clínic ampliado, podrían despresurizarse algunos servicios inmediatamente. Entre los locales vacíos próximos creo que hay dos con vocación clara: la antigua Clínica Ginecológica del Dr. Colet, y la planta baja y -1 de varios edificios de la Escola Industrial. Espacios a ocupar prácticamente tal como están hoy y sin demasiadas reformas. Además, hay una amplia área calificada como 17-6, o sea destinada a espacio verde público, en la confluencia de la avenida de Sarrià y las calles de Londres y Urgell, ocupada por un concesionario de coches que seguro estaría mejor en otro lugar y no en el centro de uno de los barrios con menos dotación de verde y equipo de Catalunya. El solar del antiguo edificio de bomberos, donde se preveía una modesta ampliación hace unos años, está también en barbecho.

El actual Centre d'Estudis de l'Esport Melcior Colet está en obras desde hace cuatro años después de que ampliaran sus espacios ocupando el jardín interior para más salas y oficinas del museo. Es un edificio modernista, de Puig i Cadafalch, en la esquina Casanovas con Buenos Aires, que perdió su atractivo tras una restauración exhaustiva que extirpó el carácter vienés de decoración interior y que, a pesar de la virgen y los ángeles esgrafiados en su fachada, mantiene un aspecto misterioso y impermeable. La antigua clínica podría reorientarse a un uso dedicado a la medicina deportiva y impulsar así su actividad sin vulnerar el espíritu de su fundador. El edificio sorprendentemente no aparece como equipamiento de Barcelona. Curioso. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Otro lugar es efectivamente la Escola Industrial, donde se prevé la ampliación del Clínic. Hay muchos metros cuadrados en sus plantas bajas y primera del edificio central con bóvedas tabicadas magníficas, dedicados actualmente a almacenes y oficinas que podrían compactarse y liberar espacio para usos sanitarios complementarios a los talleres residencias y actividad docente actual del recinto, sin derruir ni añadir casi nada… de momento y mientras se lo piensan.

Noticias relacionadas

No todos los espacios vinculados a la asistencia sanitaria necesitan la complejidad y asepsia de los quirófanos o salas especiales. Imagino que los servicios asociados a la psicología o psiquiatría, algunas consultas externas, los espacios para farmacia, o servicios administrativos y de atención al publico pueden ubicarse en espacios neutros fácilmente.

Por otro lado hemos comprobado, a raíz de la pandemia, que la mejor ventilación es la natural a través de una ventana convencional que se abre y cierra, el mejor control climático lo ofrecen muros gruesos y buenas persianas y la mejor distribución es la que favorece la ventilación cruzada y un orden elemental de jerarquías. Y que a menudo un exceso de instalaciones, climatización y recubrimientos plásticos especializados son peores y acumulan más virus entre sus rendijas y juntas que un simple azulejo o una pared pintada regularmente. Mientras tanto, como ocurre alrededor de todos los grandes hospitales públicos y privados del mundo en condición central, el Clínic puede ocupar espacios disponibles a su alrededor en esos enclaves bonitos y con buena arquitectura, sin esperar a nuevos edificios que llegarán cuando lleguen. Esperemos pronto.

Temas

Urbanismo