Las nuevas creaciones

El otro audiovisual

¿Qué circuito tienen que seguir los proyectos independientes para no ser arrollados por las dinámicas del presente y perderse en la inmensidad?

Se lee en minutos
Fotograma de ’Animal Hustling’, de El Bloque.

Fotograma de ’Animal Hustling’, de El Bloque.

Otro audiovisual es posible en 2021. Hay pruebas. Pero no está claro ni el espacio que ocupa, ni el que debería ocupar, ni sus posibilidades de continuidad y subsistencia. Sería injusto que el festival de los contenidos domesticados en el que vivimos eclipsara la existencia de, al menos, dos proyectos independientes y autoproducidos muy interesantes. Uno es la serie distópica de animación 'Animal Hustling', producida por El Bloque. La otra, el 'podcast' de ciencia ficción 'Biotopía', creado por Manuel Bartual. Son propuestas muy distintas, aun conectadas por su exploración del presente a través de la creación (o suposición) de universos alternativos.

El Bloque, “espacio periodístico de divulgación y entretenimiento de referencia en la música urbana en español”, empieza hace ya tres años como un programa emitido en Youtube. La importancia de ese espacio, gestado por un colectivo de periodistas y creadores de distintas disciplinas, daría pie a otro artículo. De hecho, ya ha dado pie a varios reportajes que reconocen la importancia de una propuesta muy influyente y a veces imitada con bastante descaro. Pero, a efectos de esta columna, me interesaba poner el foco en una de sus estimulantes aventuras paralelas, 'Animal Hustling', serie de animación ofrecida como contenido gratuito en Youtube. Y me interesaba porque, a día de hoy, la existencia de una propuesta tan a contracorriente y, por paradójico que resulte, tan conectada a la realidad es una noticia feliz.

Es probable que si la propuesta viniera de otro país (y apadrinada) las visualizaciones de 'Animal Hustling' se hubieran disparado.

Es probable que si la propuesta viniera de otro país (y apadrinada) las visualizaciones de 'Animal Hustling' se hubieran disparado. La serie no tiene un perfil 'mainstream', con lo que tampoco habría generado ni cientos de artículos ni miles de tuits, pero se hablaría más de ella. Animados por Marta Altieri y Diego Navarro, con banda sonora de One Path y escritos por la cómica y cineasta Lorena Iglesias, los cinco capítulos de la serie (de menos de cinco minutos), que remite a las propuestas más experimentales del canal de televisión estadounidense Adult Swim, son un derroche de ideas y una estampida de conexiones con el presente, en todos los sentidos. 'Animal Hustling' es audiovisual en su sentido más amplio (cruza y pervierte los lenguajes de cine, televisión, videojuego e internet), reproduce la banda sonora de la actualidad (de la música urbana –corpus de El Bloque– al ruido mediático, los sonidos tecnológicos y el lamento cotidiano) y describe desde lo extraño la incertidumbre, las preocupaciones y el absurdo del presente

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Te puede interesar

'Biotopía', la propuesta de Bartual, es un 'podcast' de ficción en torno a un centro de investigación y desarrollo tecnológico avanzado. Es una ficción sonora (a la espera de la segunda temporada, la primera está disponible gratis en diversos agregadores de audio), y es probable que Bartual la entienda en ese formato y no la imagine como un 'videopodcast'. Pero, por su generoso aporte de ideas, no puedo evitar imaginarle un futuro visual. Vale la pena pasarse tanto por 'Animal Hustling' como por 'Biotopía', y el paseo invita a preguntarse varias cosas. Una, el lugar que ocupan aquí esas propuestas en el actual mapa visual y sonoro: ¿Es posible hoy ser a la vez independiente y visible? En formato 'podcast' quizá sí; en otros no está tan claro. Otra, los espacios que deberían conquistar: ¿Qué circuito tienen que seguir este tipo de proyectos para no ser arrollados por las dinámicas del presente y perderse en la inmensidad? Y una tercera, ¿por qué aquí es tan difícil que las plataformas absorban y produzcan cosas así, en las que muchas veces hay una concentración escandalosa de talento?

Desconozco si los creadores de 'Animal Hustling' o 'Biotopía' entienden sus propuestas desde un espacio que no sea la independencia; pero, tal y como están las cosas, no creo que haya mucha gente que se dedique hoy al audiovisual que rechace un aporte económico (siempre que no suponga una domesticación de sus proyectos). Pero, al ver que en Estados Unidos el algoritmo de las plataformas a veces se despista y permite que se cuelen en ellas propuestas como 'How to with John Wilson' (HBO) o 'The Midnight Gospel' (Netflix), no puedo evitar imaginar que aquí también puedan coexistir las propuestas más comerciales con una nueva temporada, realizada con más dinero y facilidades, de 'Animal Hustling' o de esa versión ampliada de 'Biotopía'.