Pros y contras

Torra y la caja b

Se lee en minutos
Torra, en una foto de archivo.

Torra, en una foto de archivo.

Laura Borràs está imputada por la adjudicación presuntamente irregular de 18 contratos a un amigo cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes. Se mire por donde se mire, el caso anda justo de épica. Pero Quim Torra ha entrado en campaña para lamentar la falta de “unidad antirrepresiva” del independentismo: “¡Por el amor de Dios! Estamos en el Estado español. Es imposible que haya justicia para un independentista en Catalunya mientras estemos en este Estado”.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La casualidad ha hecho que las declaraciones de Torra coincidan con el juicio de la caja b del PP. A la justicia española cabe exigirle celeridad y mayor despolitización. Otros deberes recaen en los legisladores, como acabar con una ley antiterrorista que aplasta la sátira. Pero, a pesar de todo, conviene recordar que la primera sentencia por la ‘Gürtel’ condenó al PP por corrupción y precedió a la moción de censura que lo apearía del Gobierno. La exigencia del ‘expresident’ de situar cualquier investigación de un independentista en el marco de la represión despierta sospechas. ¿Sería posible una sentencia como la de la ‘Gurtel’ en la Catalunya independiente que sueña Torra?