ANÁLISIS

Zidane no compra el plan B

1
Se lee en minutos
ZIdane, en el banquillo durante el choque con el Alcoyano

ZIdane, en el banquillo durante el choque con el Alcoyano / Efe / Manuel Lorenzo

La precipitada salida de Martin Odegaard rumbo al Arsenal y la de Jovic al Eintracht de Frankfurt ponen de manifiesto que Zidane no se alinea con la política deportiva reciente del Real Madrid. La Real Sociedad había cerrado dos años de cesión sin intención de devolverlo antes dado su extraordinario rendimiento la pasada temporada. Pero Zizou pidió su regreso un año antes de lo pactado el pasado verano.

El técnico francés ha contado poco o muy poco con el noruego, que comenzó jugando los dos primeros partidos de liga y luego desapareció. El partido en el que más minutos disputó fue en Kiev frente al Shakhtar, titular y sustituido en el minuto 77. El Real Madrid perdió 2-0. Desde entonces Odegaard no ha aparecido. Las molestias físicas le han acompañado desde que regresó, es cierto, primero el tendón rotuliano y luego una lesión muscular que le dejó tres semanas fuera. Ninguna de las dos justifica las pocas oportunidades que ha tenido. Así al menos lo ha entendido el jugador, que ha solicitado ir al Arsenal para jugar lo que no podía jugar aquí. ¿Para qué se le hizo volver entonces un año antes de tiempo?

Sin mejoras

Noticias relacionadas

Sobre Luka Jovic se dijo siempre que fue una petición expresa de Zidane.60 millones pagó el Real Madrid en 2019 al Eintracht por el delantero serbio, prácticamente inédito en el Real Madrid año y medio después. Se va con dos goles y lo que es peor, en su regreso al club alemán marca dos en el primer partido. ”Tiene que aprender muchas cosas”, dijo Zidane horas antes de que Luka volase de vuelta a Alemania. Está claro que el francés no ha sido buen profesor para Luka. Y que el técnico sigue con sus clásicos Kroos, Modric y Benzema sin ver relevo en los jóvenes que el club ha traído. ¿Vinicius?¿Rodrygo? Ninguno mejora con Zizou.

Son casos llamativos de la falta de sintonía entre lo que hace el club y el rendimiento que saca -o que no saca- Zidane a los jóvenes en quienes el Real Madrid había puesto dinero e ilusión a falta de inversiones multimillonarias que ya no están al alcance como en otra época.