Pros y contras

Se lee en minutos
Isabel Coixet, en el rodaje de ’Nieva en Benidorm’.

Isabel Coixet, en el rodaje de ’Nieva en Benidorm’. / El Periódico

Parece que ya hemos superado el día más triste del año: el tercer lunes de enero. Después de los meses que llevamos, la fórmula matemática que señala esta fecha se muestra caprichosa. La pandemia nos ha convertido en unos expertos en lágrimas. Y en noticias tristes. Y en dinámicas negativas, en bucles tóxicos. De vez en cuando, hay que alzar la mirada. O volverla más introspectiva. En cualquier caso, despegarla de esta realidad pegajosa. Un billete a la cultura nunca defrauda. Una película, un libro, unas pinceladas de arte. 

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Un viaje íntimo como el que propone Isabel Coixet en su última película, ‘Nieva en Benidorm’. Audaz, desconcertante, bella, onírica. Un laberinto en el que perderse, poesía en todos los rincones, incluso en los más inesperados. O la novela ‘El que em queda de tu’, de Pepa Aguar. Una prosa tan sensible como un bordado que teje los hilos del pasado emocional. Y también hay respiros en las redes sociales. El perfil de Laura Franch (@franch_laura) en Twitter trae un aliento artístico. Sosiego, sensibilidad. Píldoras de conocimiento que relajan la mirada y el alma. Al fin, la cultura siempre está ahí, lista para salvarnos.