La nota

El Foment y Catalunya

Sánchez Llibre pide ayudas directas a las empresas y que no se aplacen las elecciones del 14-F

Se lee en minutos
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. / Jordi Cotrina (El Periódico)

El presidente del Foment, Josep Sánchez Llibre, explicitó este martes ante la asamblea de la entidad las preocupaciones del empresariado catalán en plena crisis económica, que se arrastra desde el pasado marzo y que la nueva ola de la pandemia puede alargar todavía más pese a la muy esperada llegada de la vacuna.

Cuando muchas empresas -en especial pequeñas y medianas del comercio, restauración, hoteles y viajes- sufren una crisis brutal que puede condenarlas al cierre -con la subsecuente pérdida de empleo- hay que prestar atención a lo que expresan las organizaciones empresariales. 

Quizás lo principal, en el ámbito económico, es la petición urgente de ayudas directas del Estado a las empresas. Sánchez Llibre reconoce la importancia para mantener la actividad de los ertes y pide que se prorroguen hasta junio, así como de los créditos ICO a multitud de empresas que sin ellos habrían naufragado. Pero enfatiza que esos créditos se plantearon para una crisis de limitada duración y que ahora está ya a punto de cumplir un año. Por eso exige ayudas directas, no solo a las grandes empresas estratégicas que se están planteando, sino también a la multitud de pequeñas y medianas empresas de los sectores más castigados. Destaca que las ayudas son inferiores a las dadas en otros países europeos y que el Estado debe ahora endeudarse más, en un momento de muy bajos tipos de interés, sin obsesionarse con el déficit anual.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sánchez Llibre apunta una necesidad, pero también es cierto que España será uno de los países que ya saldrá de la crisis con un mayor aumento del déficit y la deuda. Aumentar el gasto en 50.000 millones -más o menos el doble de lo consumido hasta ahora en los ertes- no es algo fácil. Necesitaría dos cosas. Un mayor consenso político porque el partido de la derecha clama ya contra el excesivo dispendio y -quizás más difícil y decisivo- definir bien el mecanismo y la selección de las empresas beneficiadas por las ayudas. El maná es imposible.

Quizás la prórroga del periodo de carencia y amortización de los actuales créditos ICO sería una primera y urgente medida que permitiría arreglar muchas situaciones y plantear el después. Las ayudas son necesarias, pero no pueden otorgarse desatendiendo la eficiencia y el rigor en el uso del dinero público. Mayores condonaciones de impuestos podrían ser otro camino que no sería discriminatorio.

Te puede interesar

Sánchez Llibre también afirmó que las elecciones deben celebrarse el 14-F. Llevamos ya más de un año desde que el 'president' Torra confesó que el Govern estaba agotado y un retraso electoral conllevaría perder también el actual ejercicio. Las elecciones se aplazaron en Galicia y Euskadi, pero con confinamiento domiciliario. Foment cree que son obligadas y que de ellas debería salir un Govern amplio y ocupado en los problemas inmediatos. Tiene razón en que la actual parálisis solo puede agravar los problemas de Catalunya. Por cierto, ¿se pueden aplazar las elecciones autonómicas y mantener las del Barça?

Por último, Sánchez Llibre expresó fuertes críticas a la gestión de Ada Colau y la acusó de estar asfixiando la ciudad con improvisadas restricciones a la circulación. No es la primera vez que lo hace y todo es opinable, pero lo que sí es difícil de entender es que cuando la ciudad está atravesando unos momentos tan tristes y dramáticos la comunicación entre la alcaldesa y el presidente del Foment -y entre sus principales colaboradores- sea prácticamente inexistente. No es así como Barcelona logró sus mejores momentos.