Espacio de Barcelona

L'illa de les bugaderes o el patrimonio de segunda división

El Pla General Metropolità del Carmel i Entorns podría hacer desaparecer tres casas rústicas y terreno de la Masia de Ca l'Eudald

Se lee en minutos
Calle de Aiguafreda, en Horta.

Calle de Aiguafreda, en Horta. / El Periódico

Como todos los alumnos de la Escola Heura, del barrio de Horta de Barcelona, ​​un día fuimos con la clase a la calle Aiguafreda, la de las lavanderas. El nombre convoca inmediatamente un mundo que ya no existe. "Antes", nos explicaban, "se lavaba con jabón, ceniza y hojas de laurel".

Las lavanderas gritaban por las calles de Barcelona: "​​'¿Quién tiene ropa para lavar?" Porque tenían todo lo demás: agua, sol, viento, mucho espacio para extender y la necesidad de ganarse la vida. Desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta la primera del siglo XX, la ropa de la clase acomodada de Barcelona enfilaba sucia en sacos hacia Horta y bajaba limpia. Buen ejemplo del trabajo duro, mal pagado e invisible que han acarreado las mujeres a lo largo de la historia. Frota con el jabón, pica con la pala, recoge la ropa mojada, vuelve a casa a extender, deslómate día sí día también. Las manos siempre en remojo. Agua helada, lejía, azulete. Grietas y sabañones. La Joaquima Botey comenzó a lavar pañuelos a los 11 años y ya no paró hasta los 78. La tía-abuela de la Quimeta Bartomeu parió a las siete de la mañana y las nueve ya estaba en el lavadero.

Más allá de castillos, monasterios y catedrales, existe una herencia que no es noble, burguesa ni clerical

Hoy las lavanderas no están; las casas, sí: un conjunto de calles tejen un espacio singular, histórico y amenazado. El Pou, grupo de historiadores de la zona, denuncia que el Pla General Metropolità del Carmel i Entorns podría hacerlo desaparecer. Tres casas rústicas y terreno de la Masia de Ca l'Eudald (huertos, pozo, lavadero y higuera de 150 años) irían fuera. La calle Aiguafreda y la Masia de ca l'Eudald, que sí están protegidas, permanecerían intactas, pero desconectadas del resto, como una seta musealizada. La oposición vecinal está movilizada y lleva a cabo recogida de firmas mientras piden diálogo en el ayuntamiento.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Este domingo se estrena en TV-3 el concurso 'Batalla monumental'. Monumentos de Catalunya se enfrentarán por parejas: el castillo de Miravet contra el de Cardona, Sant Climent de Taüll contra Sant Pere de Rodes, etcétera. Maravilloso: conocer el patrimonio te permite amarlo, disfrutarlo y velar por él. Pero más allá de castillos, monasterios y catedrales, existe una herencia que no es noble, burguesa ni clerical. Es la de la clase trabajadora y está desprotegida. L'illa rural de les bugaderes lavanderas no tiene valor artístico, pero sí histórico, antropológico, pedagógico, ambiental e identitario y derribarla sería una pérdida irreparable para la ciudad.

Temas

Patrimonio