Pros y contras

Se lee en minutos
La ’consellera’ de Salud, Alba Vergés, tras la vacunación en la residencia Feixa Llarga de L’Hospitalet de Llobregat, el domingo.

La ’consellera’ de Salud, Alba Vergés, tras la vacunación en la residencia Feixa Llarga de L’Hospitalet de Llobregat, el domingo. / Efe / Alejandro García

No lo encuentro. Leo y releo el protocolo SARS CoV-2 sobre las residencias de mayores en el periodo de Navidad y no encuentro el apartado ‘saludismos’ en precampaña. Leo otras cosas. Que las personas que realicen visitas a los residentes deberán evitar la interacción social con personas ajenas a la burbuja de convivencia durante los siete días anteriores. También la limitación del número de familiares en las visitas. Pero no, no encuentro el apartado de marras. ¿En qué momento a Pere Aragonés y Alba Vergés se les ocurrió plantarse en una residencia y saludar a la primera mujer vacunada en Catalunya?

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las residencias han sido el gran foco de dolor de esta pandemia. Las puertas se cerraron y los familiares no pudieron acompañar a sus seres queridos. Muchos murieron en soledad y los supervivientes afrontaron meses sin el aliento de los suyos. Las visitas a los centros se han ido relajando o endureciendo según los caprichos del virus, pero las restricciones son importantes. No, no hay un apartado de ‘saludismos’, tampoco hay fotos de políticos en las residencias de otras ciudades españolas o europeas. Ni falta que hace tanta impericia.