Apunte

Partidismos de vía estrecha (o muerta)

La estrechez de la vías por donde circula el independentismo se hace cada vez más evidente

Se lee en minutos
Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en el Parlament, en octubre del 2017.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en el Parlament, en octubre del 2017. / FERRAN NADEU

Como los de Puigdemont se guardaban una carta marcada, según ellos un as en la manga, y la han puesto sobre la mesa para proseguir su esforzada e implacable persecución, ERC se ha desmarcado alegando partidismo. Como estábamos todos de acuerdo en la puesta en marcha de la Assemblea de Representants, claman los perseguidores, queda claro que ERC se han desmarcado por un evidente partidismo. Como la carta de la tal Assemblea solo ha salido de la manga para desacreditar a Esquerra, queda claro que la intención es partidista. La estrechez de la vías por donde circula el independentismo se hace cada vez más evidente. Tanto que incluso es probable que converjan hacia la nada mientras se retroalimentan, cada una con los desechos de la otra. Comparemos.

Si JxCat insiste en la validez del referéndum del 1-O y en la necesidad urgente de poner en práctica el resultado, no es porque piensen que tal vicisitud es más posible en la no nata legislatura que en esta que tan exánime expira. No piensan que se pueda hacer y piensan intentarlo en el futuro tanto como lo han probado en el pasado, es decir nada. ¿Entonces, por qué se amparan de una retórica que transita de la vía estrecha a la vía muerta? Dada la conversión del diálogo en tomadura de pelo por parte de las autoridades de Madrid, la insistencia no tiene otro objetivo que desacreditar la vía de ERC. Mal por mal, y ya que los otros se dejan pisar incluso la dignidad, nosotros no la perdemos, paciencia. Los argumentos de los de Junqueras son simétricos: ya que la vía JxCat no va a ninguna parte, solo la nuestra funcionará aunque cueste, paciencia.

Te puede interesar

La percepción de los sondeos según los cuales las dos vías se van acercando al empate en intención de voto puede confirmarse después de fiestas. En este caso, el desempate estaría en manos del Gobierno central. Unas oportunas medidas de gracias podrían hacer ver que la vía ERC no es tan estrecha ni está tan muerta como la vía JxCat. ¿Y si no, ¿qué?Pues que se lo hagan a pajitas, que en el fondo el resultado será indiferente.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web