Odio y confusión

¡Que confinen a la Generalitat!

Se lee en minutos
Pere Aragonès y Meritxell Budó, dirigiéndose a la reunión del Consell Executiu del Govern.

Pere Aragonès y Meritxell Budó, dirigiéndose a la reunión del Consell Executiu del Govern. / Jordi Bedmar/Govern de la Generalitat

Mientras en la Generalitat Esquerra y los de Junts se odian mutua y cervalmente, en la calle la desorientación es creciente. Las últimas medidas antivirus son de un populismo sincrético y casi ocultista.

 - ¿Puedo ir a Mataró?

 - A Mataró sí.

 - ¿Puedo ir a La Roca?

 - Creo que no.

 - ¿Y a la segunda residencia?

- Sí.

 - ¿Esté donde esté?

 - Creo.

 - 'Collons', pues nos podemos mover más que antes.

 - Si es para visitar a familiares, sí. O si vas a un hotel.

 - ¿Y a esquiar?

- Si vas a un hotel. Sí. Creo. O si eres familiar del abominable hombre de las nieves. Es un poco lioso.

- En un bar puedes desayunar hasta las nueve y media, ¿no? Pero, ¿te pueden servir hasta las nueve y media y quedarte un poco?

-No sé.

- ¿Y si vacunan y estoy en la segunda residencia?

- No marees la perdiz. La Generalitat dice que el día 28 diciembre revisarán las medidas.

- El día de los Santos Inocentes, igual aciertan por casualidad. Un amigo denuncia que su mujer ha quedado confinada en un gimnasio que ha sido cerrado. No se sabe nada de ella ni del terapeuta. Pobres.

Te puede interesar

Mientras tanto los de Esquerra y los de Junts siguen en su guerra civil en las redes asociales. El suyo es un aborrecimiento enconado y repulsivo. Falta tan poco para las elecciones que la covid les importa poco. Nadie gobierna.

Jordi Basté expresó el viernes lo que pensamos todos de la actuación de la Generalitat. "Prou de fer actuacions impròpies d´un govern europeu”, para luego añadir que la manera en que se están tomando y anunciando medidas. "no té ni solta ni volta". Muertos.