Libros frente a la crisis

Un esfuerzo heroico

La situación del sector editorial no es halagüeña, pero uno ve la calidad de los títulos publicados y casi parece un gran año

1
Se lee en minutos
 Unas mujeres hojean unos libros en la librería Jaimes.

 Unas mujeres hojean unos libros en la librería Jaimes. / Ferran Nadeu

A lo largo de este año, cada vez que he coincidido con un editor me ha hecho un repaso de la situación del sector que no era nada halagüeño. El primer confinamiento por covid-19 cerró las librerías porque resulta que no eran de primera necesidad; después se cargó el Sant Jordi de abril y, como en un efecto dominó, muchas novedades se aplazaron para el próximo año. Y así, de rebote, todo el mundo —libreros, impresores, traductores, correctores— tuvo menos trabajo. Si además le añadimos la competencia inhumana de Amazon, el panorama es desolador. Y sin embargo...

Y, sin embargo, el esfuerzo que han hecho todos los actores para mantener la ilusión es heroico. Desde los vídeos con recomendaciones a las presentaciones virtuales, desde las estrategias de venta en librerías a los premios y festivales, lo cierto es que llegados al final del 2020, uno ve la calidad de los títulos publicados y casi —casi— parece un gran año. Quizá este punto de lucidez un poco alucinada explicaría que, a última hora, también haya editores que se aventuren a tentarnos desde el exceso y la borrachera literaria, y convencidos de que siempre habrá lectores atrevidos.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

 Hablamos de muchas páginas, eh. Las 1.556 de la edición del 'Pickwick' de Charles Dickens, traducido al catalán por Josep Carner (Univers): un volumen simbólico, bilingüe, definitivo, con una serie de apéndices que apelan al filólogo recreativo que muchos catalanes llevamos dentro. Las 3.664 páginas que forman los cinco volúmenes de la 'Obra completa del periodista Manuel Chaves Nogales' (Asteroide), reivindicación de una de las voces claves para entender el periodismo europeo en la primera mitad del siglo XX. Las 2.832 páginas de los dos volúmenes de entrevistas de 'The Paris Review' (Acantilado): un concierto de voces literarias que, además de abrirnos caminos de lectura, funciona como el mejor taller de escritura. Y a su lado, de propina, las 967 páginas del Tirant lo Blanc' de Joanot Martorell (Proa), adaptado al catalán actual por Màrius Serra, nos parecerán una novela corta, un clásico vivo. Nos esperan todos en las librerías, junto con las otras novedades, como testigos que plantan cara a este año 2020 de mierda.