Vida afectiva

El eclipse de la pareja

Cuidad a vuestras amigas solteras y a vuestros amigos solteros. Podemos ser una oportunidad para replantear jerarquías en las relaciones de amistad

1
Se lee en minutos
Dos amigas se dan un abrazo bajo las luces de Navidad del Portal de l’Àngel, en Barcelona.

Dos amigas se dan un abrazo bajo las luces de Navidad del Portal de l’Àngel, en Barcelona. / Manu Mitru

Hace más de cuatro años que no tengo pareja. A ratos es por desengaño, a ratos porque lo necesito, a ratos por inseguridad, a ratos por militancia, a ratos porque pienso que es lo mejor que me ha pasado en la vida y a ratos porque es una suma de todo. La pandemia y el cambio en las relaciones sociales que ha provocado me ha hecho pensar sobre cómo, todavía ahora, la soltería se considera un estado transitorio y no deseado, una especie de defecto que si tenemos hemos de corregir lo antes posible. Quiero decir que nadie concibe la soltería como una opción consciente, elegida, reflexionada... Y sostenida en el tiempo. Querer ser soltera continúa haciendo cierto tufo de fracaso y de tara.

Lo peor de la soltería, para mí, no es que se me pueda presuponer que me adapto a cualquier plan porque solo lo tengo que agendar conmigo misma o que mi abuela siempre me pida lo mismo cuando nos vemos. Tampoco es –¡sorpresa!– no tener pareja. Seguramente es que la mayoría me otorgue una soledad que muchas veces no sufro, porque la energía que dedicaría a una pareja la destino a las amigas o a mí misma. Lo que me hace sentir soledad muchas veces está relacionado con el hecho de corroborar que la prioridad de las personas aparejadas es siempre la relación (y las dinámicas) de pareja. Eclipsa todo el resto. Con esto no quiero decir que todas las parejas sean el mal y estén aisladas, pero sí que digo que vivimos en una sociedad en que se premia (y propicia) el apareamiento, la vida –íntima y social– en pareja y la teorización de las relaciones amorosas y sexoafectivas, pero no tanto, y ni mucho menos, sobre otros modelos afectivos como la amistad o qué papel juega en todo esto la misma soltería.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Quizá podría resumir la columna con una frase-deseo: cuidad a vuestras amigas solteras y a vuestros amigos solteros. Quizá a veces somos una anomalía y os hacemos descuadrar la mesa de la cena, pero también podemos ser una oportunidad para poner encima de esta mesa el replanteamiento de términos, condiciones y jerarquías dentro de las relaciones de amistad.

Temas

Psicología