Pros y contras

Los ultras de la estelada

1
Se lee en minutos
El vicepresident primer de la Mesa  Josep Costa  durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN

El vicepresident primer de la Mesa Josep Costa durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN / Bernat Vilaro

ERC ha roto su acuerdo parlamentario con Democràtes después que ese partido participara en una reunión con grupos independentistas de extrema derecha. Sí, la misma a la que también asistió Josep Costa, vicepresidente del Parlament y dirigente de Junts. Costa se ha disculpado y ha asegurado que desconocía a los asistentes. Es posible. Lo que es seguro es que ERC aprovechará el encuentro para ahondar en el carácter populista de Junts (el exotismo de sus listas también lo facilita). Mientras los de Puigdemont les acusan de colaboracionismo con el enemigo, los republicanos han encontrado en la #AlertaUltra un punto de apoyo para no agachar la cabeza ante las críticas. 

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Es difícil habitar el mundo de las esencias. Cuando se afianza el espacio señalando traidores, se corre el riesgo de acabar siendo prisionero de la pureza. Junts sabe que ese es el punto débil de una ERC que parece haber virado hacia el pragmatismo. La reunión de ultras no solo ofrece munición a los republicanos, sino que abre los ojos a una realidad: el independentismo no está libre del pecado ultraderechista. ¿Hasta qué punto el discurso 100% emocional del ‘procés’ lo alimentó?