Editorial

Puigdemont se aleja de la política

Se lee en minutos

El Periódico

Laura Borràs en una comparecencia en el Congreso.

Laura Borràs en una comparecencia en el Congreso. / EFE

Las bases de Junts per Catalunya han elegido a Laura Borràs como candidata, efectiva dicen, para las elecciones del 14-F. Con esta decisión, se supone que más apoyada por Quim Torra que por Carles Puigdemont, la formación independentista se aleja un poco más de la lógica política para adentrarse en la pulsión populista que la ha caracterizado en muchos momentos desde el año 2017 cuando ganaron contra pronóstico las elecciones catalanas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Borràs acentúa la conversión de Junts en un movimiento más que en un partido, sin ningún tipo de control por parte de la dirección y totalmente condicionada por el estado de ánimo de las bases, aparentemente partidarias de seguir con la vía unilateral, fracasada en el 2017, y con una confrontación sistemática con las instituciones democráticas en nombre de una legitimidad más basada en el historicismo que en las mayorías políticas. Con Borràs, la política catalana seguirá embarrancada en lo que llaman represión y las dificultades para salir de la confrontación serán mayores. Mirando al futuro, Junts queda más cerca de la CUP que de Esquerra. Y eso no ayuda mucho ni a los presos ni al conjunto de la sociedad.