24 nov 2020

Ir a contenido

POR UNA CANDIDATURA DE CONSENSO

El palco vacio.

JORDI COTRINA

Ellas, las exdirectivas del Barça

Emilio Pérez de Rozas

He llamado al Barça y me han atendido maravillosamente bien, han sido encantadores. Debo de ser yo, no hay duda, pues solo oigo que el club es un auténtico caos, un desastre, y que todo se ha hecho mal. He hablado con el Centro de Documentación (solo espero que los precandidatos del 'foc nou' no se lo carguen, digo) y me han dado los datos que necesitaba.

Dicen que todos los precandidatos buscan socias que añadir a sus equipos. Pero, claro, supongo que buscan una o dos, para cubrir el cupo. Y, claro, no les salen. Una prueba más de que las mujeres son mucho más inteligentes que los hombres. Y sabias. Y adivinan el futuro. Y hasta el presente. Y saben para qué las quieren y / o necesitan.

Es evidente que no es fácil encontrar socias que quieran ser directivas. A lo largo de la historia, que lo sepan (gran Centro de Documentación) ha habido, solo, 13 directivas: Ana María Martínez Sagi (entró en 1934), Rosa María Valls-Taberner (1989), Carme Drópez (1995), Elisabet Cardoner (1997), Maria Teresa Andreu (2.000, que también fue portera del equipo femenino), Isabel Galobardes (2002), Clàudia Vives-Fierro (2003), Maria Elena Fort (2008), Magda Oranich (2009), Susana Monje (2010), Pilar Guinovart (2010), Maria Teixidor (2015) y Marta Plana (2018).

Las socias van en aumento

Más, para situarles, no para darles la paliza, perdónenme. El Barça tiene 37.803 socias, es decir, el 26,6% de los socios son mujeres, dato que ha aumentado sensiblemente durante los últimos 10 años. Y 46.250 peñistas, es decir, el 27,2% de los peñistas son mujeres. Basándonos en estas cifras, los precandidatos deberían intentar formar sus directivas (virtuales) con el 25% ¿no? de mujeres. Digo. ¡Y no encuentran ni una!

Yo he hablado con tres exdirectivas de esa lista y, lo siento, pero me van a permitir que no les diga sus nombres, pues están muy tranquilas en sus casas, en sus trabajos. Pero necesitaba hablar con ellas de este asunto. No para escribir sentencia alguna, qué va, qué va, solo para que ustedes (y yo) supiesen lo que piensan ellas. Y, sí, las tres coinciden, por algo será. Vuelvo a la enorme inteligencia de las mujeres.

Solo tres apuntes

Primera reflexión: "No tiene ningún sentido que, en plena pandemia, en plena crisis, en pleno desastre económico para el Barça y para todos, existan siete, ocho, nueve y hasta 10 precandidatos. Dicen que es salud democrática. No. Es insensatez y no saber qué necesita el club".

Segunda: "Da la sensación de que es un asunto de machitos, de a ver quién la dice y hace más gorda. Todos son hombres y todos tienen un ego crecidito, quieren darse a conocer, mejorar sus negocios, salir en los medios y lucir palmito en su entorno. A eso jamás se apuntaría una mujer, ni lo quiere ni lo necesita".

Y último apunte: “Nadie propone, ni habla, del momento que vivimos. Todos van a prometer lo que ninguno de ellos puede conseguir. Lo que haría falta es una candidatura de unidad, sin personalismos, ni egos. Una junta que gestionase la crisis, integrada por hombres y mujeres capaces de superar el tsunami que vivimos. Dos años de gestión y, una vez superada la crisis (si la superamos), nueva convocatoria de elecciones y nueva directiva. Pensar en el ‘momento Covid’ con la ligereza que piensan todos los precandidatos, es suicida”.