29 nov 2020

Ir a contenido

AL CONTRATAQUE

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, interviene en el pleno del Parlament de este miércoles.

EFE / ANDREU DALMAU

Esquerra, valor y expolio

Xavier Sardà

Es extraordinario que Aragonès reniegue del "Espanya ens roba" con el que labró su carrera política y que ahora diga que "el expolio fiscal no se ha confinado"

Debe reconocerse la valentía de los líderes de ERC al ordenar el cierre de restaurantes y locales culturales. Restauradores y artistas dicen que han preparado sus locales hasta casi convertirlos en quirófanos. Sin embargo, los políticos del Govern, ante unas cifras que siguen siendo muy altas, han decidido mantener el cierre a sabiendas de su impopularidad. El equipo de Gobierno de la Generalitat, como todos salvo alguna excepción bolsoriana, está sin duda actuando con la mejor intención con los datos y el asesoramiento de que dispone.

El 'vicepresident' Aragonès sabía que lo popular hubiera sido decretar la apertura de restaurantes y locales culturales, pero no lo ha hecho asumiendo su coste en un gesto que, reitero, muestra un valor político incontestable.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Lo que es claramente criticable es que para desviar la atención de los fallos de gestión que cometen todos los gobiernos, ERC recurra al manido recurso del déficit fiscal. Es extraordinario que Aragonès reniegue del "Espanya ens roba" con el que labró su carrera política y que ahora, a la mínima dificultad, diga que "el expolio fiscal no se ha confinado."  Equiparar el supuesto déficit con el virus es sencillamente discutible.

Lo hemos dicho muchas veces en esta columna: las balanzas fiscales calculadas por la propia Generalitat indican que estando en España  "aproximadamente, Catalunya paga impuestos en proporción a su contribución al PIB y recibe en proporción a su población" y que con la independencia la Generalitat obtendría solo “un pequeño excedente” (ambas declaraciones textuales de Mas-Colell). 

Pagar por renta y recibir por población es lo justo según han dicho políticos de todos los colores y a Catalunya le ha ido mucho mejor que a los territorios catalanes franceses y que a Portugal. Ojo que no nos pase como a Quebec. ERC ha tomado decisiones valientes pero pierde toda credibilidad cuando saca la demagogia del déficit fiscal para responder del fiasco de los autónomos. La valentía pierde todo su valor cuando se fragmenta.