NUESTRO MUNDO ES EL MUNDO

El covid, el fantasma que recorre Europa

Seguir en la crispación política ante la segunda ola de la pandemia sería suicida

Se lee en minutos
El covid, el fantasma que recorre Europa

LEONARD BEARD

El otoño está cortando en seco la esperanza de que el 2020 fuera una excepción y que en el 2021 se iniciara el retorno a la normalidad. Cabía esperarlo en setiembre, pero hoy la situación es otra. La ha descrito bien Felipe González en un fórum de 'Expansión': “Cómo gobernar la incertidumbre cuando la única certidumbre es justamente la incertidumbre ante la pandemia”.

El catastrofismo no es lo mejor para analizar la realidad, menos aún para encauzarla. Y en los últimos días se han pasos positivos. Primero la fuerte derrota de la moción de censura de Vox. Ver votando juntos, contra el populismo de extrema derecha, a Cs con Podemos, al PP con ERC y Bildu, y al PNV y el PSOE reconforta. Por otra parte, el discurso europeísta y de centro-derecha de Pablo Casado dejó abierta la esperanza a mínimos consensos entre los principales partidos. Y el martes hubo también un amplio acuerdo (PP incluido) para reactualizar el pacto de Toledo sobre las pensiones.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El Gobierno ha presentado al fin su proyecto presupuestario que ahora deberá negociar con otros grupos para que las enmiendas a la totalidad no tengan mayoría (que no todos los grupos presenten estas enmiendas) y luego lograr los 176 votos para su aprobación final. Sin Presupuestos, España descarrilaría. Su presentación es pues positiva. En líneas generales van en la línea recomendada por la UE, el FMI y la OCDE de un fuerte aumento del gasto público para sostener la economía con un alza moderada de los impuestos. En efecto, el aumento mayor de los ingresos no vendrá del IRPF ni del IVA sino del plan de recuperación europeo que, aunque se retrase, el BCE financiará.

Es lógico que haya discrepancias, pero lo más discutible es si se podrá cumplir -la incertidumbre del covid- el crecimiento previsto para el 2021 del 9,8%. Si se crece menos, el déficit público sería mayor. No habría otro remedio y el BCE lo financiaría, pero es algo que debe hacer reflexionar. Hoy, el déficit no es la primera preocupación, pero España es el país con mas déficit de la UE. Cuidado pues con el populismo progresista.

La pandemia es hoy la gran amenaza. Y frente a la pandemia España no lo ha hecho bien por la división política y un sistema autonómico con disfuncionalidades. Es fundamental no seguir así para que la economía y el empleo no se hundan y el ciudadano no se indigne ante un ruidoso coro de voces disonantes.

Te puede interesar

La segunda ola amenaza a todos los países. El fantasma que hoy recorre Europa no es el de Marx y Engels sino el covid-19. En infecciones en los últimos 15 días por 100.000 habitantes, España (470) está ahora mejor que Francia (659), Holanda (711) y Bélgica (1.422), pero peor que Italia (330) y Alemania (156). En Alemania, Merkel y los presidentes regionales acordaron este miércoles cerrar bares, restaurantes, cines y gimnasios durante un mes. En Francia, Macron ha anunciado un “confinamiento adaptado” muy similar. El centralismo francés y el federalismo alemán van en la misma onda y con plazos claros.

España no debe fallar porque la desmoralización sería fuerte y dificultaría la recuperación. Dejémonos de bobadas, el estado de alarma es no solo necesario sino urgente. Pero hasta el 9 de mayo dañaría las expectativas mas allá de la Semana Santa, el ánimo y -quizás- la colaboración ciudadana. No obstante, lo peor sería la ostentosa desunión de los partidos y los gobiernos autonómicos. Ante la amenaza de una segunda ola, que Macron ha dicho que será más mortífera, seguir en la división no solo sería estúpido sino suicida.