02 dic 2020

Ir a contenido

Editorial

Hacia una nueva etapa en el Barça

La tardía dimisión de Bartomeu debe dejar paso a una era en la que el club recupere el prestigio perdido

firma editorial cast

El Periódico

Bartomeu, en el palco del Palau Blaugrana durante la pasada semifinal de la Liga de Campeones de fútbol sala.

Bartomeu, en el palco del Palau Blaugrana durante la pasada semifinal de la Liga de Campeones de fútbol sala. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, ha dimitido, al fin, después de unos últimos meses en que las polémicas sobre su gestión se han acumulado hasta llegar a una situación insostenible. La dolorosa derrota ante el Bayern y el intento de despedida de Messi fueron la espoleta que activó una moción de censura a la que se adhirieron miles de socios en unas circunstancias complicadas a causa de la pandemia. El impacto fue tal que Bartomeu, ante una queja tan intensa y persistente, intentó desacreditarla con una denuncia que no prosperó y luego se ha escudado en la crisis sanitaria para retardar una votación con muchas posibilidades de prosperar.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Queda lejos aquel 2015, triunfante en lo deportivo, en el que consiguió derrotar a Laporta y acceder a una presidencia que ya ostentaba como sustituto de Sandro Rosell. Desde entonces, su mandato ha estado marcado por una decadencia social y futbolística, con una situación económica precaria, jalonada por episodios de disputas internas y dimisiones en la junta, una nefasta política en el banquillo y la cantera y confrontaciones con las figuras del equipo. La tardía dimisión deja paso a una nueva etapa en la que el Barça debe recuperar el prestigio perdido.