LA INTERMINABLE CRISIS DEL BARÇA

Teniendo a 'Barto', ¿para qué buscan un goleador?

Se lee en minutos
Bartomeu

Bartomeu

Washap del jefe: te toca escribir. Adelantamos un día tu opinión. Ya, sí, sé que escribes de martes para miércoles, pero hoy es un día importante. Lo haces hoy. A las 19.30 horas aparecerá el presidente Josep María Bartomeu, en conferencia de prensa. Conectate. Bueno, sigue conectado.

Y conecté la tele. Y puse Barça TV. Y llegaron las 19.30 horas y, mientras el Mallorca me daba una alegría ganando (¡menudo latazo de partido!) en Alcorcón, vi que iba a tener que llenarme de paciencia para ver la ansiada aparición de ‘Barto’. Es más, muchos (todos) habían pronosticado (¿quién informa a esa gente?) que igual dimitían. Ya, sí.

Como Barça TV tiene, sin duda, una de las mejores colecciones de goles de la historia del fútbol (y de la humanidad), la espera se me pasó volando y, por supuesto, disfrutando de goles increíbles (un montón de vaselinas y globitos, incluída una preciosa de Valverde) de Koeman, LinekerRomário (¡increíbles ‘colas de vaca’ tras pases magistrales, milimetrados, de Guardiola), chupinazos de Amor, sí, sí, de Amor, hasta de Serna, sí, sí, Serna, cabezazos, cómo no, de Bakero, piruetas, así, tal cual, piruetas de Julio Salinas, zurdazos de Txiki Begiristain y hasta golazos de López Rekarte que levantaban del banquillo al mismísimo Johan Cruyff.

Y, sí, apareció Bartomeu

Así que, la verdad, estaba deseando que ‘Barto’ no hiciese acto de presencia. Pero sí, apareció. Y, no, no dimitió. Ni piensa. Son solo 14 directivo, pero ellos ni han pensado “nunca, jamás” en dimitir, ni lo harán aunque la Generalitat, la Federación, la Liga, el VAR, el linier de Martínez Munuera le gritase que “¡es falta de Ramos! ¡es falta de Ramos!”, “¡es más, Ramos agarra primero de la camiseta!”, o 20.000 socios (o casi) pidan votar el voto de censura, la pandemia haya reducido en 231 millones de euros el próximo presupuesto, Leo Messi se cague en todo y vomite sobre ellos (aunque, luego, trate de retroceder), Busquets amenace pasarse “cinco o seis horas” hablando del Barça (supongo que también hablaría del 2-8, de Roma, de Liverpool, Juventus…) y Piqué asegure (eso sí, después de renovar),  que ellos mandan porque otros declinaron hacerlo.

Desaparecidos de mi pantalla buena parte de los mejores goleadores de la historia del Barça y apareció el mejor portero, central, centrocampista, rematador y encajador de la historia del club: Josep María Bartomeu Floreta, que va a seguir hasta que, como Josep Lluis Núñez o Joan Laporta, gane la votación o lo echen escaleras abajo. La pregunta es: si tienen a 'Barto' ¿para qué quieren un goleador?

Palo a la Generalitat

Así que nos pasamos un buen rato sabiendo que ya tenemos viaje a la Generalitat (descabezada), Barça Corporate, presupuesto para esta temporada, negociación sobre la adaptación salarial “¡nada de rebaja salarial!”, demanda por el VAR, o propuesta, o pataleta (¡esas cosas encantan a los culés!, aunque jamás sirvan de nada), abrazos con Leo Messi, renovación de Pique y un final de discurso en inglés, que ya quisiera interpretar el mismísimo Bill Gates.

Te puede interesar

Y me olvidaba: “No hay motivos para dimitir y sí mucha responsabilidad, compromiso con el club y sus dueños, que son los socios, porque hay que evitar que el Barça se convierta en una SAD y es un momento histórico muy difícil, donde tiene que haber alguien que tome, cada día, decisiones y para eso nos eligieron los socios”. Justo lo que no quiere la oposición (perdedora, de momento): que sigan tomando, cada día, decisiones que perjudican e hipotecan el futuro de la entidad. Eso dice (la oposición).

Insisto, el golazo de Valverde, también de vaselina, fue brutal, de traca y pañuelo.