25 nov 2020

Ir a contenido

Editorial

Latinoamérica, atenta a Biden

Si resulta elegido el candidato demócrata podría mejorar la relación de Estados Unidos con Cuba y Venezuela

firma editorial cast

El Periódico

El presidente de EEUU, Donald Trump, observa un vídeo en el que aparece el candidato demócrata, Joe Bide, durante un mitin en Pensilvania el pasado martes.

El presidente de EEUU, Donald Trump, observa un vídeo en el que aparece el candidato demócrata, Joe Bide, durante un mitin en Pensilvania el pasado martes. / SAUL LOEB (AFP)

Algo sustancial puede cambiar en América Latina si Joe Biden resulta elegido el próximo 3 de noviembre. Por lo menos en dos ámbitos: la relación de Estados Unidos con Cuba y Venezuela y una menor influencia del ultra Jair Bolsonaro en todo el continente. Resulta exagerado esperar de Biden que retome los dosieres latinoamericanos allí donde los dejó Barack Obama, pero no lo es imaginar que se restablecerá el clima de coexistencia con el régimen cubano, congelado por Donald Trump, y se modulará el apresurado reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, que arrastró a los aliados a seguir los pasos de la Casa Blanca sin que, por lo demás, tuviera mayor repercusión en la ruinosa situación provocada por la presidencia de Nicolás Maduro.

Los cambios bruscos en la relación con el universo latinoamericano no forman parte de la tradición diplomática estadounidense, y la pandemia, las crisis sociales y políticas en países tan diferentes como Bolivia, Chile, Argentina y Colombia, más el problema migratorio en la frontera con México, no permiten vaticinar mutaciones inmediatas, pero sí un mayor respeto por las alternativas progresistas que repuntan en Latinoamérica.