La carrera a la Casa Blanca

¿Pueden los hispanos ser determinantes para el resultado de las elecciones de EEUU?

El grupo minoritario más grande entre las personas con derecho a voto puede ser especialmente decisivo en tres estados: Arizona, Florida y Texas

3
Se lee en minutos
¿Pueden los hispanos ser determinantes para el resultado de las elecciones de EEUU?

MONRA

La importancia de la comunidad hispana en EEUU es cada vez mayor y su incidencia política no es una excepción. El crecimiento sostenido de la comunidad durante las últimas dos décadas hará que los hispanos sean el grupo minoritario más grande entre los votantes con derecho a voto de EEUU en el 2020 por primera vez en una elección presidencial.

Se estima que los hispanos con derecho a voto son ya el 13,3% del total del electorado en estas elecciones, lo que supone aproximadamente 32 millones de personas, toda una cifra récord. Los hispanos representan un mayor porcentaje de votantes con derecho a voto en Nuevo México (43%), California (30%), Texas (30%), Arizona (24%) y Florida (20%).

Es cierto que la comunidad hispana tiende a votar demócrata, pero eso no quiere decir que sea un grupo monolítico. De hecho, según el Pew Research Center, los temas más importantes para los hispanos son la economía, la salud y el covid-19. Contrariamente a lo que mucha gente piensa, la inmigración es el octavo tema que más les importa, por lo que los datos económicos que pueda mostrar el presidente Trump durante estas últimas semanas de campaña pueden ser decisivos para los electores hispanos.  

Dado el sistema electoral de Estados Unidos, los votantes hispanos pueden ser especialmente decisivos en tres estados: Arizona, Florida y Texas. Por ello, en una carrera presidencial que se presenta ajustada, unos pocos votos pueden hacer que un estado se decante por uno u otro candidato y que termine siendo decisivo para el resultado final. 

En Arizona, la tendencia del voto hispano es mayormente demócrata y dado el importante crecimiento demográfico de la comunidad hispana, esta puede contribuir a convertir un estado tradicionalmente republicano como Arizona en demócrata. De hecho, Trump obtuvo los peores resultados de un republicano en el estado desde 1996 y a muchos les hace pensar que quizá en la próxima elección, con una alta movilización de la población hispana pudiera perder el estado.

Por su parte, en Florida, otro de los 'swing states' más importantes, se da una mayor mezcla de perfiles de votantes. En este caso, la abundancia de comunidad de origen cubano tiende a favorecer a los republicanos, ya que estos se sienten más vinculados a esta opción política. Sin embargo, el incremento de inmigración puertorriqueña tras el huracán 'María' puede hacer ganar votos a los demócratas. 

En el estado de Florida, las nuevas encuestas muestran que Trump está ganando terreno a Joe Biden. Una reciente encuesta de NBC News/Marist muestra que Trump lidera entre los votantes hispanos, 50% a 46%; mientras que la Universidad de Quinnipiac muestra a Trump por con más apoyo entre los votantes hispanos en un 45% a un 43% en Florida. Este estado ha dado lugar a reñidas batallas en el pasado con resultados muy ajustados como los de Bush vs. Gore en el año 2000. 

¿Por qué es tan importante Florida? Este estado con 29 votos electorales representa el 5,4% de los 538 votos electorales en juego y el 10,7 % de los 270 votos electorales necesarios para ganar las elecciones. En el 2016 Trump ganó Florida por un 1,2% de los votos, lo que le dio un gran impulso para obtener su victoria final

Finalmente, en el anteriormente mencionado estado de Texas, la población hispana tendrá un alto porcentaje de voto en estas presidenciales. En el estado de Texas los hispanos representan ya el 30% del electorado, el segundo estado con más proporción de voto hispano del país. Los nuevos datos de las encuestas sobre las elecciones presidenciales de 2020 muestran que el 48% de los hispanos de Texas votarán al candidato demócrata, mientras que el 38% apoyan al presidente Donald Trump. Estos datos, sin embargo, deberían ampliarse para lograr dar la batalla por el estado. Si realmente Texas estuviera cerca de cambiar de bando, el voto hispano será fundamental para ello.

Esta importancia se traduce en la inversión económica que están realizando los candidatos para apelar al voto hispano en español. Más allá de que sus webs y vídeos de campaña están en este idioma, solo en Arizona y Florida, los republicanos y demócratas han gastado más de 5 millones y 7 millones de dólares respectivamente en anuncios segmentados en español. 

Noticias relacionadas

El español forma parte de la vida de Estados Unidos y, por ello, los candidatos son cada vez más conscientes de su importancia para conectar con el votante hispano. Por todo ello, la batalla por la Casa Blanca también se libra en español.

Presidente de The Hispanic Council.