La salud mental

La madre folclórica

Isabel Pantoja, seguramente por ignorancia, le dice a su hijo Kiko Rivera que está sano y que no tiene derecho a quejarse. Está completamente equivocada

Se lee en minutos
Kiko Rivera escucha la llamada de su madre, Isabel Pantoja, en ’Sálvame Deluxe’.

Kiko Rivera escucha la llamada de su madre, Isabel Pantoja, en ’Sálvame Deluxe’.

Una madre, un hijo y un grupo de amigos. El hijo padece una depresión. Está triste, no tiene ilusión por nada, está superando una adicción a las drogas y la vida se le hace un mundo. Se encuentra con unos amigos y se derrumba. Lo cuenta todo. Se muestra débil y llora. Todos lo acogen y lo que es más importante, le escuchan. Minutos más tarde, aparece la madre. Terriblemente afectada, le pide por favor a su hijo que deje de hablar de ello. Le exige que sea feliz. Las palabras literales son: “Nunca dejaré que estés en el suelo ni triste. No te lo voy a permitir, no tienes derecho. Hay una pandemia y lo que tu estás pasando no es importante”. Y luego le recrimina que no se lo haya contado a ella antes.

No se produce una conversación normal entre madre e hijo. Se trata de un monólogo de una madre recriminándole cosas a su hijo. En ningún momento le pregunta si necesita ayuda. Nada. El hijo se va hundiendo por momentos. Pero ella, en lugar de parar, sigue. Empezamos a entender por qué el chico no llamó nunca a su madre para explicarle lo mal que estaba. Yo observo la escena desde fuera, sin poder decir nada y me retuerzo por dentro. Igual es cierto que este chaval lo tiene todo. Tiene fama, dinero y una mujer que todo se lo consciente, pero le falta algo muy importante. Una madre de verdad. Una madre que escucha, que empatiza, que abraza, que acoge, que le agarra del brazo y lo lleva al psicólogo. En lugar de eso, tiene a una señora más preocupada por el que dirán que por la salud mental de su hijo.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Cuando sufres una depresión, no necesitas que te den lecciones ni que te metan caña delante de toda España. Necesitas que te abracen, te escuchen y te hagan mimitos. Lo que viene siendo una buena madre de todo la vida . Pero a este pobre chico, le ha tocado como madre a Isabel Pantoja. La madre folclórica. Una mujer que, seguramente por ignorancia, le dice a su hijo Kiko Rivera que está sano y que no tiene derecho a quejarse. Está completamente equivocada. El chico no está sano, necesita ayuda profesional y tiene todo el derecho a quejarse, ni que sea en el 'Deluxe'.