29 oct 2020

Ir a contenido

Ideas

Matthew Macfadyen (Charles Ingram) y Michael Sheen (Chris Tarrant) en una imagen de ’Quiz’.

Pequeños placebos

Albert Espinosa

Un amigo sabio cree que debemos encontrar sustitutos vitales diferentes para aquello que hemos perdido con el coronavirus

Artículo 713. Según pasan los meses, noto que la salud mental de mucha gente se va deteriorando, no tengo dudas de que lo más complicado siempre ha sido y será aceptar la incierta duración de los momentos duros de la vida.

Recuerdo hace tiempo conocí a un sabio de 80 años que me dijo que cualquier pérdida de un ser querido necesita 18 meses para ser superada.  El otro día me lo reencontré y le pregunté sobre cuándo creía que sería el fin de la pandemia… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto. 'Persona infiltrada' (TV-3). Un concurso divertido que consigue con creces su objetivo y la combinación entre la familia, el impostor y el famoso logra un equilibrio perfecto.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Segundo lugar. 'El dilema de las redes', dirigido por Jeff Orlowski (Netflix)  Un excelente documental que te hace replantear tus relaciones con las redes y con cualquier tipo de algoritmo que te recomiende películas, compras o noticias.  

Primera posición.  'Quiz: el escándalo de ¿Quién quiere ser millonario', escrita por James Grahan (Movistar). Una estupenda y trepidante miniserie que versa sobre la avaricia, las dudas y el sentido real de los concursos en la televisión. 

Y volviendo a mi amigo sabio, me dijo que realmente no sabía cuando sería el fin del virus pero de lo que estaba seguro es que debíamos intentar no perder la salud mental durante esa larga convivencia. 

Él creía que el gran problema es que el coronavirus nos ha extraído un porcentaje de nuestra forma de ser. Para alguna gente no ha sido mucho, tan solo un 4% de sus actividades diarias, pero para otras personas ha sido casi un 80% de su forma de ser. Es por ello que él pensaba que debíamos encontrar substitutos vitales diferentes para ese tanto por cien que hemos perdido. Pequeños placebos que nos ayuden a superar esas pérdidas y no nos desequilibren mentalmente.

No tengo duda que la gente más sabia es la que sabe de dolor, pérdidas y miedos. ¡Feliz domingo!