26 oct 2020

Ir a contenido

MÁS ALLÁ DEL MITO

La princesa Leia (Carrie Fisher), en una escena de ’El Imperio Contrataca’

REUTERS

La princesa que cambió el mundo

Mónica Vázquez

Carrie Fisher nos salva a una princesa desconocida y la convierte en un símbolo de algo mucho más grande que el cine

Hay muchas razones por las cuales 'La Guerra de las Galaxias' se convirtió en un clásico inmediato, y para mí una de ellas es sin duda la química inexplicable que vemos fluir entre los protagonistas. Esa complicidad inherente a cada gesto, cada palabra. Ese devenir de una historia compartida que florece en los pequeños guiños, la mirada candente, la sonrisa envolvente, el ceño fruncido de un pensamiento coincidente.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Y de todos los personajes, de todos los gestos, actitudes, caminares y pellizcos de guión, destacará por siempre una profunda y sorprendente Carrie Fisher, que consigue, con su sola presencia, salvar un guión que podría haber pecado de plano, previsible, simplista. Carrie nos salva a una princesa desconocida y la convierte en un símbolo de algo mucho más grande que el cine. ¡Qué habría sido de los Skywalker sin ella!

Recuerdo ver las películas una y otra vez. Me fascinaba la fortaleza de su carácter, la cualidad física de su carisma que conquistaba la pantalla, dominando la escena, desbordándose más allá del televisor, impregnando la experiencia de ver una película que consigue hacerte temblar de la emoción, no importa cuántas veces la veas. Carrie Fisher era un regalo que no todos supieron apreciar. Era la dueña de un universo complejo, fascinante, terrible y mágico que nos invita a descubrir a través de sus libros, aunque ella ya no esté aquí para contárnoslo en persona. Las páginas se mueven solas, te llevan de la mano por el recuerdo de una vida devorada y compartida, paladeada en frases llenas de recovecos y matices, cómplices eternas de una Carrie que brillaba más allá de la estrella, del mito, del fenómeno cinematográfico que marcó la historia del cine.

Fisher escribió tres libros compartiendo su viaje por el mundo: 'Wishful Drinking', 'Shocaholic' y The Princess Diarist. Y los narró de viva voz para que pudieras escucharlo, si así querías. Y os prometo que algo mágico sucede cuando te sientas un momento en silencio y escuchas la voz de la princesa que te enseñó que todos somos dueños de nuestro propio destino, y que siempre hay un motivo por el que merece la pena seguir luchando. Larga vida a la Resistencia.