29 oct 2020

Ir a contenido

Dos miradas

Niñas en cuarentena por la pandemia de COVID-19.

Reuters

Riesgo y beneficio

Josep Maria Fonalleras

Lo más curioso del cambio de criterio para rebajar la cuarentena de 14 a 10 días son las razones que aportan los científicos

Hace unos días hablaba de la cuarentena y de cómo la etimología había ido cediendo ante la realidad. Ya no son de 40 días, desde hace siglos, pero desde el lunes tampoco serán de 14, sino de 10, sin llegar a los niveles de Bélgica, que las acaba de establecer en siete o de las previsiones alemanas, que hablaban de cinco días. Lo más curioso del cambio de criterio (que no es compartido por todos los especialistas, como mi amigo y colaborador de este diario Salvador Macip) son las razones que aportan los científicos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, alega que se ha de combinar el riesgo que conlleva hacerlas más cortas con el beneficio que conlleva hacerlas más cortas. Es decir: riesgo de transmisión versus beneficio económico y también psicológico. No tocaría, pues, pero se hace, como dice Antoni Trilla, porque "ayudará a que se cumplan", porque, ya se sabe, 14 días son muchos días y 10 días son cuatro días menos. Este argumento, si lo derivamos hacia el absurdo, nos llevaría a cuarentenas de tres días, porque son mucho más fáciles de cumplir. O de dos días. Hay obviedades que parecen extraídas de aquel famoso contrato de los Hermanos Marx.