22 oct 2020

Ir a contenido

Nostalgia ochentera

Billy Zabka y Ralph Macchio, cara a cara casi cuatro décadas después de ’Karate kid’, esta vez en el ’dojo’ Cobra Kai.

'Cobra Kai': regreso al pasado

Imma Sust

La serie de Netflix, una secuela de 'Karate Kid', presenta un universo ochentero y unos personajes que, como muchos de nosotros, no logran deshacerse del pasado

Hace tiempo que sabemos que la creatividad está de baja en el mundo del arte. Muchos 'remakes' y poca novedad. Secuelas, precuelas y distopias varias. Este fin de semana he ido al cine a ver la nueva película de Christopher Nolan: 'Tenet'. Aparte de recordar que es más seguro ir al cine o al teatro que pillar un AVE, os diré que aunque adoro al director de 'Interstellar' o 'Batman', su nueva película es increíble pero no me cuenta nada nuevo. Parece que solo sabemos mirar al futuro o al pasado. ¿Será porque el presente está tan raro, que no mola hacer nada con él?

A mí siempre me han gustado las 'pelis retro' y los programas de antaño. Pero en cuanto a épocas y arte se refiere, estaremos todos de acuerdo en que la década de los 80, nos regaló los años más divertidos, valientes, creativos y surrealistas de nuestra historia reciente. 'La bola de cristal' que hablaba de política a los niños, 'El coche fantástico', 'Rocky', 'Terminator', 'La historia interminable', 'Regreso al futuro' o... ¡'Karate kid'! Vamos a quedarnos en 'Karate Kid'.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Netflix nos ha regalado una serie que se estrenó en YouTube primero, que no tiene desperdicio. Se llama 'Cobra Kai' y cuenta con los personajes del 'Karate kid' original, protagonizados por los mismos actores treinta y pico años más tarde. Una maravillosa secuela. Universo ochentero y unos personajes que, como muchos de nosotros, no logran deshacerse del pasado. Ralph Macchio (el bueno) lo mira con nostalgia y William Zapka (el rubio malo) se niega a adaptarse en este mundo de nuevas tecnologías que ya no son tan nuevas. Por no tener, no tiene ni internet. Crea de nuevo, el 'dojo' de kárate 'Cobra Kai' y vuelven los 80, tan políticamente incorrectos.

¡Qué nostalgia! Fueron buenos tiempos los del Naranjito. Tiempos más modernos y con más libertad de la que tenemos ahora. La televisión estaba por inventar y todo estaba permitido. Por no hablar de la estética. Pelos rizados, hombreras y mucha laca. No teníamos internet pero teníamos un mundo lleno de luz y de color. Y si alguien tiene que salvar al mundo, que sea Sarah Connor, la heroína de 'Terminator'.