30 sep 2020

Ir a contenido

IDEAS

El éxito que no fue

EL PERIÓDICO

El éxito que no fue

Mónica Vázquez

A veces nos da por pensar que lo más importante para garantizar el éxito de una serie es contar con una premisa novedosa, interesante, evocadora. Creemos que si planteamos una estructura narrativa rompedora conseguiremos cautivar al público. Si a eso le añadimos un reparto talentoso e inesperado, las posibilidades de estar haciendo una de las series del año son muy altas. Lamentablemente, las cosas no siempre salen como uno espera, y a veces la más guapa de la fiesta es la que se queda sin poner un pie en la pista de baile.

'Run' tiene un ritmo trepidante y una edición magnífica, y técnicamente es una buena serie, pero hace honor a su título y el que quiere salir corriendo es el espectador

Es el caso de ‘Run’, la esperada serie de HBO creada por Vicky Jones y protagonizada por Domhnall Gleeson y Merritt Wever, co-protagonista de ‘Unveliebable’, una de las mejores series del año pasado. ‘Run’ lo tenía todo para triunfar, pero se despide de la productora con una sola temporada que no podrás evitar ver, aunque te dejará con un sabor de boca confuso e insatisfecho, contaminado quizá por las expectativas del género, queriendo que hubiese sido mejor, de alguna manera, aunque no sepas exactamente cómo ni por qué.

‘Run’ es una fiesta llena de gente que no te gusta demasiado. Todos los personajes son personas de desdibujada moralidad y poco encanto que, esperas, evolucionarán según va pasando el tiempo hacia una versión de sí mismos que te permita conectar con ellos. Piensas, inocente de ti, que según vayan pasando los capítulos, irás descubriendo cualidades redentorias que te seducirán hasta el punto de olvidar todas las cosas, horribles y bastante estúpidas, que han hecho hasta entonces. Piensas, confiado, que el guion respetará la estructura emocional de las comedias románticas que siempre terminan jugando a lo mismo, descolocándote un poco al principio de la trama para más adelante, poco a poco o de sopetón, llevarte de vuelta a tu zona de confort en la que todo sale bien y nadie te causa un rechazo visceral inescapable. Pero será mejor que esperes sentado. Siendo técnicamente una buena serie, de un ritmo trepidante y una edición magnífica, ‘Run’ lamentablemente hace gala de su título, haciendo que el que quiera salir corriendo sea el espectador.

Temas Series