UNA DE LAS CARRERAS MÁS SOLICITADAS

Año de visibilidad y de reconocimiento de las enfermeras

Aún queda mucho por reivindicar, como la mejora de las condiciones de contratación, la consecución de plazas vinculadas entre centros asistenciales y universidades, y la solución del déficit de profesionales

2
Se lee en minutos
Enfermeras del CAP Manso de Barcelona realizan un test PCR a una anciana en la residencia geriátrica La Pau, el pasado 14 de mayo.

Enfermeras del CAP Manso de Barcelona realizan un test PCR a una anciana en la residencia geriátrica La Pau, el pasado 14 de mayo. / FERRAN NADEU

El grado de Enfermería es una de las carreras más demandadas para cursar el próximo año académico 2020-2021; de hecho, siempre es una de las carreras más solicitadas en la universidad. Pero este año lo recordaremos especialmente por diferentes motivos. En primer lugar, el 2020 ha sido declarado por la OMS como el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, un reconocimiento que era necesario y por el que aún se tiene que trabajar mucho. En segundo lugar y no menos importante, por la atención sanitaria que han realizado las enfermeras y los enfermeros durante estos últimos meses por la situación generada por el covid-19, que ha puesto en evidencia la relevancia y la importancia de la profesión enfermera para la salud de las personas y la necesidad de las enfermeras para que el sistema sanitario funcione (imaginemos, por un momento, si en lugar de estar a la cola de Europa en la ratio enfermera-paciente estuviéramos en los primeros lugares... lo que habríamos podido hacer por los ciudadanos y ciudadanas). Por lo tanto, ha quedado patente que las enfermeras tienen las competencias, las experiencias y el liderazgo necesarios para participar en la toma de decisiones de las políticas públicas y sociales que afectan a la ciudadanía, a la salud y al bienestar de las personas.

Los estudiantes que cursarán el grado de Enfermería aprenderán y experimentarán que esta desempeña un papel necesario en diferentes entornos, tanto a nivel hospitalario como comunitario y sociosanitario; también adquirirán competencias para la investigación, ya que tendrán que trabajar con evidencias científicas, y además competencias relacionales (la empatía o la escucha activa), pues es justamente la combinación técnica, científica y humanística la que se identifica en un enfermero o enfermera. Los y las enfermeras atienden a las personas en todas las etapas del ciclo vital; contribuyen a promover, mejorar y cuidar el estado de salud; ayudan a disminuir el sufrimiento y acompañan en las situaciones de cronicidad, dependencia y final de la vida, tanto a las personas con alteraciones de salud como a sus familiares.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Quienes habéis elegido estudiar Enfermería habéis escogido una profesión noble y muy humana. Todavía queda mucho que luchar por el reconocimiento social de las enfermeras, como la mejora de las condiciones de contratación, la consecución de plazas vinculadas entre centros asistenciales y universidades, y la solución del déficit de enfermeras en el sistema de salud, pues aún estamos lejos de la media europea, que se sitúa en 8,4 enfermeras por 1.000  habitantes, mientras que nosotros tenemos 5,4 enfermeras por 1.000 habitantes.

Aun así es importante poner de relieve que en la actualidad hay muchos movimientos y muchas instituciones que están velando por conseguirlo, como la Associació de Degans i/o Directors de Facultats i Escoles d’Infermeria de Catalunya, Balears i Andorra (ADEIC), el Consell de Col·legis d’Infermeres i Infermers de Catalunya, los colegios profesionales de Enfermería, la Conferencia Nacional de Decanos/as de Enfermería, el movimiento el Nursing Now y el grupo de trabajo para la mejora en la formación de los estudios de grado de Enfermería de la DGU, conjuntamente con el Departament de Salut.

Noticias relacionadas

Por lo tanto, el futuro de la profesión se prevé con un crecimiento exponencial en todos los sentidos, y como muestra está el gran número de estudiantes que este año han elegido la enfermería como su futura profesión, lo que nos asegura que la sociedad tendrá personas que velarán para promocionar y mejorar su salud y calidad de vida, desde el nacimiento hasta la muerte digna.