07 ago 2020

Ir a contenido

Editorial

Menos centralización económica

La reclamación del Cercle de aprovechar el fondo de recuperación de la UE para transformar la economía es factible y razonable

firma editorial cast

El Periódico

Javier Faus, en un debate económico.

Javier Faus, en un debate económico.

El recién aprobado fondo de recuperación de la Unión Europea ha servido al Cercle d’Economia para volver a entrar en el debate político y económico, al reclamar menos centralización económica y más digitalización e innovación territorializada. El prestigioso lobi económico apela a España a aprovechar el dinero de las ayudas europeas, no solo a mejorar la competitividad, sino a hacerlo de una manera transformadora, con reformas estructurales, para distribuir mejor los recursos y situar la economía en una mejor posición ante los retos más inmediatos. En una nota, la entidad que preside Javier Faus desgrana con acierto los males que restan competitividad a la economía española y catalana, y propone soluciones razonables y factibles, en un momento idóneo, además, ante la previsión de que España reciba 140.000 millones de euros del fondo de recuperación europeo, de los que 72.700 millones se darán en ayudas directas. El Cercle lo califica de «oportunidad de oro», y  en efecto así puede entenderse, ya que las épocas de reconstrucción sirven también para replantearse cambiar aquello que no funciona. Invertir en proyectos de futuro como la digitalización o la economía circular, como propone el lobi, es un buen camino.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Al Gobierno de Pedro Sánchez, la entidad dirige una de las reclamaciones más acuciantes: frenar la «deriva centralizadora» que se produce «desde hace décadas». Los obstáculos y retrasos del corredor mediterráneo es uno de los ejemplos más claros de cómo esta tendencia puede afectar al desarrollo de la industria local. En lugar de ello, el Cercle defiende una economía «más diversificada, descentralizada, basada en ecosistemas o clústers creados desde el aumento de las conexiones». 

La entidad también reprocha al Govern la pérdida «de tiempo y ambición» en Catalunya en los últimos años y pide que el próximo Ejecutivo catalán que salga de las urnas priorice «la recuperación social y económica» y la colaboración con el Gobierno central y las empresas. También recalca la necesidad de llevar a cabo una política económica «dialogante, realista y previsible». Un mensaje que debería figurar en un lugar destacado en la lista de prioridades del futuro Govern.