15 ago 2020

Ir a contenido

Al contrataque

Alba Vergés, ’consellera’ de Salut

ACN / GERARD ARTIGAS

Los 'indepes' critican a ERC

Xavier Sardà

Por favor dejen de decir que lo haríamos todo mejor. Nos están haciendo hacer el ridículo a todos

Estaba convencido de que nunca lo iba a ver. Como Santo Tomás, he tenido que escuchar los podcasts para creerlo. Agárrense por favor a la silla: en las tertulias de los medios indepes se está criticando la gestión de la Generalitat y en especial la de los 'consellers' de Esquerra Republicana. Como lo oyen. Más de un periodista y de un tertuliano lo están viviendo como una liberación. Comprensible. Llevaban desde 1980 calificando todo lo que hacía la Generalitat como “un referente europeo”. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Al alcalde de Lleida le comunicaron el confinamiento con media hora de antelación y la mayoría de los alcaldes afectados se enteraron por la prensa. El confinamiento lo impuso el president Torra a Aragonès y Vergés. Además, el anuncio de la mascarilla obligatoria fue el resultado de la pericia de Jordi Basté entrevistando a la 'consellera'. Una cosa es que ERC tenga dificultades para encontrar un director de Salut Pública que quiera trabajar con ellos, pero otra que la 'consellera' nos intente vender que no tiene importancia tener el cargo vacante. ¿Expertos? ¿Quién necesita expertos? 

La guinda es que Junqueras insista en el autobombo de la gestión de ERC al tiempo que descalifica con acritud la del Gobierno de España. Lo del junquerismo es retórica. Aquí el único dialogante ha sido Illa. Pero Junqueras tiene razón en algo: vistos los currículums de 'consellers' y ministros, cualquier cazatalentos también concluiría que existe una gran diferencia entre su respectivas capacidades de gestión. Pero al reves.

Ya puestos, igual oímos críticas a otras 'conselleries' de ERC. Por ejemplo a Educació por lo mal que se enseña el inglés en la escuela pública catalana. Según datos oficiales, ni la mitad de universitarios llegan al nivel básico del First Certificate. Imagínense el resto. Pero eso sí, con la independencia seríamos como Dinamarca. Pues empiecen por enseñar el inglés como en Dinamarca. 

Por favor dejen de decir que lo haríamos todo mejor. Nos están haciendo hacer el ridículo a todos. Muy bien, eso sí.