18 sep 2020

Ir a contenido

Dos miradas

Controles de acceso y salida en la estación de alta velocidad de Lleida, este domingo.

JORDI V. POU

El ventilador

Emma Riverola

Todos los gobiernos están cometiendo errores en la gestión del virus. Nadie sale indemne. Por responsabilidad, mejor ahorrarse el ventilador de errores. Asumirlos y repararlos, no hay más

El confinamiento de Lleida desvela que Catalunya no está haciendo bien los rastreos de contagios. Una, porque no está utilizando los medios necesarios y, dos, porque no todas las personas viven en las condiciones idóneas para ser diagnosticadas y rastreadas. Malas noticias para los vecinos que temen pasar un verano recluidos. También para la economía, en especial para el turismo. Sí, son malas noticias. Y solo admiten dos reacciones: la parálisis o la reparación. O lamentarse y esparcir las culpas, o arremangarse y solucionar los fallos evitando que se reproduzcan.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las declaraciones de la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, señalando al Estado por la ley de extranjería son insultantes. La situación indigna en la que viven los temporeros ha sido ampliamente denunciada. Los ayuntamientos y la Generalitat tienen mecanismos para mejorarla. Deben hacerlo. Si Catalunya fuera independiente, ¿a quién culparían? ¿Al neocapitalismo? Todos los gobiernos están cometiendo errores en la gestión del virus. Nadie sale indemne. Por responsabilidad, mejor ahorrarse el ventilador de errores. Asumirlos y repararlos, no hay más.